103ªBRIGADA MIXTA

La 103ª Brigada Mixta se organizó en marzo de 1937 en Cieza, a base del 50% de milicianos, y el otro 50, de reclutas de los reemplazos de 1931 a 1936. El mando recayó en el teniente coronel de Infantería Germán Madroñero López que, el 18 de julio de 1936, era comandante en el Regimiento Wad-Ras nº1 de Madrid. El jefe de Estado Mayor era el mayor de milicias Copérnico Ballester Francés y el comisario Ricardo Blanco Pueyo, de IR. La Brigada operó, en principio, como reserva del VII Cuerpo de Ejército y, luego, con la 63ª División del mismo. A Madroñero le sustituyó el mayor de milicias Jesús Beguiristain Matesanz, en el mes de noviembre.

La 103ª Brigada Mixta actuó siempre en el frente de Extremadura, donde ocupó las posiciones del Cerro de los Baños y Peña del Águila en el sector de Villaharta con el puesto de mando en Los Pedroches. Pasó luego a cubrir el frente de Peñarroya y, finalmente, la zona entre la Granjuela y el río Zújar. En enero de 1938, sufrió el ataque nacional en las sierras del Ducado y de Herrera, perdiendo totalmente uno de sus batallones. A continuación, fue desalojada, con grandes bajas, de sus posiciones en Los Blázquez, hecho que determinó el relevo de Beguiristain por le mayor de milicias Juan García López y que la unidad fuera retirada a Chillón para su reorganización.

La 103ª Brigada Mixta dejó, por cierto tiempo, de ser una unidad combatiente para con sus batallones aptos cubrir las bajas de las 51ª y 38ª Divisiones y constituirse en una unidad de depósito y centro de recuperación. Con motivo de la batalla del Cierre de la Bolsa de Mérida, retornó a vanguardia ocupando el sector desde Sierra Navarra hasta el Zújar. Después de estas operaciones asumió la jefatura de la 103ª Brigada Mixta el mayor de milicias Bartolomé Fernández Ladreda. (Carlos Engel)