104ªBRIGADA MIXTA

En marzo de 1937, se creó en Gandía y Alcoy, con quintos de los reemplazos de 1932 a 1935, la 104ª Brigada Mixta. Durante el período de instrucción fue su jefe el teniente coronel de Infantería Luis Fernández Ortigosa y una vez finalizado, el comandante de Infantería Manuel Santana Izquierdo. Fernández Ortigosa era, al estallar el conflicto, comandante en la Plana Mayor de la 8ª Brigada de Infantería en Lérida y, Santana, capitán retirado. La Brigada se integró en la 36ª División del VII Cuerpo de Ejército y fue enviada al frente de Extremadura. El comandante Santana aprovechó la primera oportunidad para pasarse a los nacionales y fue sustituido por el comandante de Infantería Hernando Liñán Castaño, que, antes de la guerra, era un alférez retirado en Valencia. Liñán fue relevado, al cabo de poco tiempo, por el mayor de milicias Modesto Rodríguez Requena y éste, a su vez, por el mayor de su misma escala Pascual Saura. El comisario político de la unidad era José López Bobadilla, de la CNT, y el jefe de Estado Mayor, Venot. Después de unos meses en primera línea en un frente sin actividad, la 103ª BM pasó a formar parte de la reserva general del Ejército de Extremadura.

Al comenzar la ofensiva nacional sobre Aragón, la 104ª Brigada Mixta fue enviada a este frente y, el 16 de marzo de 1938, ocupó posiciones en el sector de Caspe-Chiprana. Envuelta en la desbandada general, el día 26, se hallaba en el sector de Benabarre a Tremp.

El 18 de abril, se incorporó a la improvisada División “Y” en Artesa de Segre y, al día siguiente, a la 24ª División del X Cuerpo de Ejército. Pero no había terminado aquí su peregrinación por las grandes unidades, pues, el día 30, pasó a la 31ª División del mismo Cuerpo de Ejército.

En la batalla de Cataluña ocupaba posiciones en Coll de Nargó, pero fue relevada por la 135ª BM, pasando a Boixols, el 2 de enero de 1939, donde cedió sus posiciones a la 218ª BM. Después se pierde su rastro en la retirada hacia la frontera. (Carlos Engel)