109ªBRIGADA MIXTA

La 109ª Brigada Mixta se creó en Utiel, en la primavera de 1937. Su primer jefe fue el teniente coronel de Infantería Antonio Gil Otero que, el 18 de julio de 1936, era comandante mayor del Regimiento Albuera nº 16 de Lérida. Gil Otero fue destinado pronto al Ejército del Este, de donde procedía, y fue sustituido por el comandante de Infantería Luis Pedreño Ramírez que, al estallar la guerra, residía en Alcoy como capitán retirado por la ley de Azaña.

Terminado el período de entrenamiento la 109ª Brigada Mixta fue destinada al Ejército de Extremadura, con el que debía haber participado en el plan preparado por Álvarez Coque para yugular la zona nacional, mediante una ofensiva que pretendían llegar a la frontera portuguesa a través de Extremadura. Este plan no fructificó por las reticencias de Miaja y de los mandos comunistas que negaron todo apoyo a la operación.

La 109ª Brigada Mixta queda encuadrada, en mayo, en la 38ª División del VII Cuerpo de Ejército que mandaba el teniente coronel Arce Mayora. El 8 de julio, la 109ª Brigada Mixta, tuvo que acudir precipitadamente a cerrar un boquete que se había producido en el sector de Miajadas por el chaqueteo de fuerzas de la 20ª y 63ª Brigada Mixta. Hacia principios de 1938, el comandante Pedreño fue reemplazado por el mayor de milicias Antonio de Blas García.

En febrero de 1938, la 109ª intervino en la batalla de la Serena en los sectores de las sierras Quemada, Acebuche y Argallén, sin excesivo éxito. En abril, uno de sus batallones participó en un intento de romper el frente por la cabeza de puente de Puente del Arzobispo. Aunque la intención del coronel Burillo, entonces jefe del Ejército de Extremadura, era ocupar Villar del Pedroso, Navasierra, Calera y Carrascalejo, sólo se logró tomar esta última población durante unas horas.

En la primera fase de la batalla de la bolsa de Mérida, en junio de 1938, acudieron dos compañías de la brigada para auxiliar a la 91ª Brigada Mixta que defendía la orilla del río Zújar y, el 18 de junio perdió el Puerto de Castuera. En la segunda fase, en el mes de julio, la brigada entró de lleno en combate al intentar impedir el paso del Guadiana por las fuerzas nacionales. La lucha se inició en el sector de la Casa de la Rana y prosiguió en el Vértice Gorbea, sin lograr detener el avance nacional hasta llegar al río Gargaligas, aunque sólo transitoriamente, pues poco después, la 109ª Brigada Mixta tuvo que retirarse a la Coronada. En esta operación la unidad sufrió relativamente pocas bajas en comparación con las demás brigadas participantes, pues sus efectivos después de los combates ascendían a 2127 hombres, mientras que la 25ª Brigada Mixta había quedado reducida a 630, la 12ª de Asalto a 1134, la 20ª a 1552, la 91ª a 1719 y la 148ª a 2063. Sin embargo, al continuar la ofensiva la 109ª quedó atrapada en el fondo de la bolsa siendo totalmente aniquilada. Durante esta batalla, el jefe de la brigada, mayor de Blas, pasó a mandar la 29ª División y cedió el mando de la 109ª Brigada Mixta al mayor de milicias Timoteo Reboiro Jiménez. Aunque la brigada fue restituida bajo el mando del mayor de milicias Juan Guijarro Iniesta, ya no llegó a participar en la ofensiva final del Ejército Popular en Extremadura, en enero de 1939.

Sólo conocemos los nombres de uno de sus jefes de Estado Mayor, el capitán de Infantería Leandro Sánchez Gallego que, el 18 de julio de 1936 era teniente y jefe del destacamento de Ocaña del Regimiento Castilla nº3 de Badajoz, y de uno de los comisarios, Ernesto Herrero Zalagán, de JSU/PC. (Carlos Engel)

Más sobre la 109ªBrigada Mixta

No hay que dejar de leer estos trabajos; pues Engel, en su titánica labor y teniendo que manejar una cantidad ingente de datos, cometió errores. Errores que con tiempo, mayor disponibilidad y sobre todo dedicación a unidades concretas, se han podido solventar.

109ª Brigada Mixta del Ejército Popular Republicano por José Vázquez Pedreño

Creación de la 109ª Brigada Mixta por Fernando Barrero Arzac