10ª BRIGADA MIXTA

La 10ª Brigada Mixta se formó, el 21 de diciembre de 1936, con las fuerzas de la Columna "El Campesino" aunque durante algunos meses ostentó otras designaciones. En principio, fue conocida como Brigada Mixta "E", para pasar a denominarse 1ª Brigada Móvil de Choque y, el 27 de abril de 1937, recibió su numeración definitiva. El mayor de milicias Valentín González González "El Campesino" conservó el mando de la unidad teniendo al cubano Pablo de la Torriente Brau como comisario.

Con la Brigada se constituyó la reserva del Cuerpo de Ejército de Madrid y, aún sin estar completamente armada, fue lanzada a un contraataque en el km 11 de la carretera de La Coruña, el 6 de enero de 1937, siguiendo en vanguardia como gozne de unión de las fuerzas de la Sierra. Aunque la 10ª BM estuvo preparada para la batalla del Jarama, acabando de armar sus batallones, no llegó a intervenir en ella.

El 9 de marzo, se incorporó como reserva a la 11ª División de Líster en el frente de Guadalajara, colaborando en la toma de Brihuega, el 18 de marzo. Su misión consistía en cortar las comunicaciones al Norte de la población. Terminada la batalla de Guadalajara, pasó a la División "A", más tarde 10, con la que tomó partido en la fracasada operación contra Cerro Garabitas, del 10 al 14 de abril. En esta operación murió el jefe del 4ª Batallón, mayor Ferraz, dando lugar a que ocupase su puesto Pedro Mateo Merino, uno de los que había de ser más prestigiosos jefes del Ejército Popular. En el mes de mayo, "El Campesino" fue reemplazado por el mayor de milicias Policarpo Candón Guillén, y de la Torriente, por Félix Navarro Serrano que cedió, muy pronto, su puesto a Bascuñana.

La batalla de Brunete no empezó con buen pie para la 10ª BM, pues uno de sus batallones fracasó en su intento de ocupar Los Llanos, el 6 de julio, pero se rehízo pronto, conquistando, al tercer intento, Cerro de los Llanos y cercando y ocupando Quijorna, en el segundo asalto, el día 9. Esta última acción resultó muy fructífera pues cogió 200 prisioneros, 3 cañones antitanques, 3 morteros, 5 lanzallamas; varias ametralladoras, más de 1000 fusiles y recogió 600 muertos. El 19, sufrió un fuerte ataque de la 5ª División de Navarra entre Perales de Milla y Quijorna y, el 24, otro en la dirección secundaria de la contraofensiva nacional, que pudo rechazar. Esta misma noche, fue relevada por la 49ª BM.

El 21 de enero, salió de Alcalá de Henares para acudir al frente en el Alfambra, llegando dos días más tarde. El día 27, asaltó Las Celadas, muriendo en el intento el mayor Candón, siendo reemplazado en el mando de la Brigada por el mayor de milicias Domiciano Leal Sargenta, con José del Campo Sanz, del PCE, como comisario. A continuación pasó a defender El Mansueto, donde resistió bien en la cota 962, para perder, finalmente, El Enebral y El Mansueto, el 20 de febrero. El 2º Batallón que mandaba el mayor Justino Frutos quedó cercado en Teruel y pudo escapar con muchas dificultades, en el último momento. Después de la batalla de Teruel regresó a Alcalá de Henares.

A la vista de la evolución de la batalla de Aragón, se requirió su presencia en este frente, cuando poco quedaba por defender. El 27 de marzo, llegó a Borjas Blancas y de aquí se dirigió a ocupar posiciones para la defensa de Lérida, desde la orilla del Segre, cerca de Butsenit, hasta el "Camí de Malgovern". El 1º de abril, defendía el Castillo de Gardeny que perdió al mediodía, retirándose por las calles de Lérida hasta cruzar el río y concentrarse en Torres de Segre. Su División, la 46ª, fue condecorada con la Medalla al Valor por su defensa de la capital ilerdense. El comisario del Campo fue relevado por Modesto Castrillo. El siguiente escenario de su historial fue la cabeza de puente de Balaguer, donde, el 25 de mayo, conquistó la Torre del Borucho en el sector del Centro. Continuó sus ataques durante dos días, pero no pudo ganar ni un solo metro más. Leal pasó a mandar la 46ª División y se hizo cargo de la Brigada el mayor Justino Frutos, con Daniel González como jefe de Estado Mayor.

El 25 de julio, cruzó el Ebro por Benifallet, llegando hasta el río Canaleta y ocupando Pinell, donde los nacionales pasaron su avance, ocasionándole fuertes bajas, entre ellas, la del jefe del 37ª Batallón, mayor Emilio Álvarez Canosa que resultó herido. El día 29, intentó, sin éxito, cortar la carretera de Gandesa a Tortosa y pasó, luego, a cubrir la primera línea desde Prat del Compte hasta el arroyo Chalanera. El 2 de agosto, defendía la cabeza de puente del río Canaleta. El 14 de septiembre, fue relevada por fuerzas de la 11ª División y volvió a vanguardia, situándose en la Sierra de Lavall de la Torre y en la cota 321 que perdió, el 6 de octubre, para retirarse a las inmediaciones de la Vente de Camposines. Después de la batalla del Ebro, se concentró en Vinaixa y, el 23 de diciembre, se opuso al avance del CTV, cerrándole el paso hacia Borjas Blancas. El 13 de enero de 1939, intentó defender los pasos de Prenafeta y Coll de la Cabra, en las inmediaciones de El Plá de Santa María. El 17, se hallaba en Igualada y de aquí se dirigió, en franca retirada, hacia la frontera que cruzó por Port-Bou.

La 10ª BM publicaba el periódico "Al Ataque". (Carlos Engel)