122ªBRIGADA MIXTA

La 122ª Brigada Mixta se constituyó, en mayo de 1937 con el 1º Regimiento de la División "Carlos Marx", ahora 27ª, del XXI Cuerpo de Ejército, a la que quedó adscrita. Su jefe fue el mayor de milicias Marcelino Usatorre Royos, jefe de Estado Mayor el capitán de Infantería Manuel Labandera Genovés que, al comenzar la guerra, lo era del Batallón de Montaña Madrid nº 5 de guarnición en la Seo de Urgel y comisario, Ignacio Tresaco Ayerre, del PCUS. AL formarse la Brigada se hallaba en el frente de Huesca, donde tomó parte en la ofensiva de junio de 1937.

En la batalla de Belchite formó con la Agrupación "A" y fracasó ante Zuera sin poder romper las líneas nacionales, fracaso que había de repetir en la nueva ofensiva sobre Zaragoza del 9 al 11 de octubre.

Al iniciarse la batalla de Teruel se hallaba en Fraga, cuando fue llamada para acudir a vanguardia. EL 25 de enero de 1938 ocupó Casas de Soya, sufriendo 616 bajas y, dos días más tarde, llegó hasta las alambradas adversarias en Singra, en la zona de Los Cobatillos, pero tuvo que retirarse sin alcanzar sus objetivos. En la batalla del Alfambra, se situó entre Lidón y el Vértice Pedracho, el 5 de febrero, y, tres días más tarde, en el Collado de los Concejales. Sus posiciones no sufrieron el ataque inicial del enemigo y fue enviada a Santa Coloma, cementerio de Pancrudo y Atalayas, en socorro de la 132ª Brigada Mixta, pero cuando llegó, los nacionales habían ocupado ya las posiciones.

En la batalla de Aragón fue enviada a Utrillas, de donde tuvo que retirarse, el 12 de marzo, perdiendo, el 15, la Sierra de San Just. El 24 de marzo se dirigió a la Línea del Cinca, integrándose con su División en el Cuerpo de Ejército de Lérida. Usatorre pasó, entonces, a mandar la División y fue reemplazado por el mayor de milicias Manuel Pérez Cortés. El 3 de abril, ante la pérdida de la capital ilerdense, huyó en desbandada, situándose en la orilla del Segre. Al finalizar la ofensiva pasó a cubrir el sector de Ibars de Urgel.

Acudió, luego, a la cabeza de puente de Balaguer, donde fue protagonista de los más encarnizados combates. El 22 de mayo avanzó por la Vall de Camarasa y por el Barranco Salat hasta la Torre Figueras. El 486º Batallón se lanzó por dos veces al asalto de El Merengue, siendo rechazado. En los días siguientes se repitieron los intentos, esta vez por el 485º con idéntico resultado. El 26 y 27 volvió a la carga este batallón, pero los defensores, Tiradores de Ifni y un batallón del Regimiento Canarias, repelieron los ataques en sus propias alambradas. Las pérdidas fueron enormes, pero la unidad se había ganado un prestigio considerable.

Una vez rehecha, la 122ª Brigada Mixta fue lanzada a la batalla del Ebro, al mando del mayor de milicias "Asturias", con Sabino Saceda Alonso como comisario. El 6 de agosto, relevó a fuerzas de la 35ª División frente a Villalba de los Arcos y el día 19 se vio envuelta en los combates del triángulo Villalba-Corbera-Vértice Gaeta. Después de ocho días de lucha quedó en línea frente a Gandesa. EL 3 de septiembre sufrió el embate enemigo en la zona Corbera-Gandesa, perdiendo la primera de ellas y retirándose a La Venta de Camposines. Finalmente, en la noche del 13 al 14 de septiembre, abandonó la cabeza de puente, prácticamente deshecha.

Después de la batalla del Ebro fue nombrado jefe de Estado Mayor el capitán de milicias Amadeo Bertomeu Esquius. Tantas fueron las bajas sufridas en el Ebro que la 27ª División y con ella la 122ª Brigada Mixta no pudo ser puesta a punto para la campaña de Cataluña. (Carlos Engel)