134ªBRIGADA MIXTA

La 134ª Brigada Mixta se organizó en mayo de 1937 como reserva del Ejército del Este, integrándose en la 31ª División del X Cuerpo de Ejército. Para mandar la Brigada se designó al comandante de Infantería Celestino García-Miranda Fernández-Gallardo que, el 18 de julio de 1936, era capitán en el Regimiento Alcántara nº 14 de guarnición en Barcelona. El comisario era Álvaro Costea Juan.

Participó en el cerco de Huesca y, en septiembre, en la batalla de Belchite encuadrada en la Agrupación “A” que mandaba Modesto. En estos combates su actuación fue muy brillante, cooperando en la ocupación de Mediana y atacando Quinto. Su jefe, García-Miranda, resultó herido, lo mismo que el comandante de Infantería José Álvarez Benejam, jefe de uno de los batallones, que había asumido momentáneamente el mando. Álvarez Benejam había sido capitán en el Regimiento Baleares nº 39 de Mahón. Quedó como jefe accidental el mayor de milicias Antonio Moya Gabarrón y, definitivamente, el mayor de su misma escala, Manuel Ramírez Caniva, con el capitán de milicias, Antonio Castroverde Navarro, como jefe de Estado Mayor.

En la batalla de Aragón, ante la amenaza de ser ocupado Barbastro, se retiró a los altos valles pirenaicos el 26 de marzo de 1938. El 18 de abril aún estaba defendiendo la carretera de Artesa a Tremp y, al día siguiente, cruzó la frontera francesa por El Portillón y el Puente del Rey. Fue reorganizada en Figueras y volvió al frente Norte de Cataluña. Uno de sus batallones tomó parte en la batalla del Ebro. El 12 de octubre, otro de ellos, el 534º, intervino en una operación de limpieza de prófugos en la sierra del Cadí.

La batalla de Cataluña se inició cuando la 134ª Brigada se hallaba cubriendo el frente en Coll de Nargó. El 2 de enero de 1939 tuvo que ser relevada en Boixols por la 68ª BM, y la última noticia de su existencia llega desde Caldas de Montbuy, donde se encontraba el 26 de enero, día de la caída de Barcelona.

La 134ª Brigada editaba el periódico “Frente Único”. (Carlos Engel)