151ªBRIGADA MIXTA

A finales de junio de 1937, se organizó en el frente de Madrid con Batallones de Infantería de Marina, la 151ª Brigada Mixta. Asumió el mando el teniente coronel de Infantería de Marina Basilio Fuentes Serna que, al iniciarse el conflicto, era comandante en el Grupo de Infantería de Marina de la Base Naval Principal de Cartagena. El comisario era Juan Antonio Turiel Furones, del PSOE y el jefe de Estado Mayor, Marabotto.

La 151ª Brigada Mixta recibió su bautismo de fuego en la batalla de Brunete, donde tenía la misión de avanzar desde Monte del Pardo para envolver los vértices Romanillos y Mosquito, en el flanco derecho de la ofensiva. EL 12 de julio fue agregada a la División "Duran" y el 21, atacó las cotas 660 y 664, llegando a poner pie en las posiciones enemigas, pero volvió a perderlas. Al día siguiente se situó en la cabeza de puente de Guadarrama y en un contraataque fue herido Fuentes, reemplazado por el comandante de Infantería de Marina Pedro Muñoz Caro que, el 18 de julio de 1936, era capitán en la Secretaría de Causas del Ministerio de Marina en Madrid. El 25 de julio se hallaba frente de Brunete, cuando se le dio la orden de partir para defender Teruel.

Participó en la tercera batalla de Teruel, del 4 al 21 de agosto, y estuvo en reserva en Híjar-Albalate del Arzobispo durante la batalla de Belchite, al mando del comandante de Infantería de Marina José García Gamboa que, al comenzar al guerra, se hallaba en situación de disponible. Su papel en la batalla del Alfambra fue muy criticado. El 5 de febrero de 1938, su 4º Batallón tuvo que retirarse de Cerro Montero en Sierra Palomera, al hacerlo el 234º de la 59ª Brigada Mixta en Patagallina, lo que ocasionó el copo de toda la Brigada. Retirada a Monteagudo para su depuración y reestructuración, fueron depuestos sus mandos, excepto el comisario Pedro Iglesias de la Calle. Tres de sus batallones participaron en la defensa de Lérida y, al término de la batalla de Aragón, pasó a la Defensa de Costas de Cataluña, señal evidente de la poca confianza que despertaba.

Durante la batalla del Ebro, dos de sus batallones fueron estacionados como protección de las zonas de concentración desde Amposta y la Isla de Gracia, hasta la desembocadura del Ebro, mientras que los otros dos actuaban en la cabeza de puente de Serós. En la campaña de Cataluña, la 151ª Brigada Mixta se incorporó al XV Cuerpo de Ejército para defender La Granadella, pero se desbandó sin combatir, a la vista de lo cual, fue enviada a Barcelona para su reorganización, pero lo único que se consiguió es que aquí se evaporase.

La 151ª Brigada Mixta canalizaba su propaganda e información a través del periódico "Superadlo". (Carlos Engel)