19ª BRIGADA MIXTA

La 19ª Brigada Mixta se organizó, en diciembre de 1936, en Villena con reclutas de reemplazo. Tomó el mando el comandante de Infantería Manuel Márquez Sánchez en Movellán que había sido capitán del Batallón Presidencial en Madrid y después en el Batallón "Victoria" del famoso 5º Regimiento. Su comisario fue el comunista Manuel Fernández Viejo.

A mediados de enero de 1937, la Brigada se trasladó al sector de Arganda en el frente de Madrid, integrada en la agrupación del coronel Mena. Con esta unidad operó en la batalla del Jarama, defendiendo la fábrica de La Marañosa, que perdió. Al cruzar los nacionales el río Jarama por el Puente de Pindoque en San Martín de la Vega, se le encomendó a la 19ª BM el contraataque contra los Cerros de Corbeteras y el Espolón de Vaciamadrid, que no pudo ocupar, pero sí frenar el avance adversario.

Al terminar la batalla del Jarama, la 19ª BM pasó a formar parte de la 4ª División de la Agrupación Modesto y, después, de la 18ª División, cuyo mando fue dado al jefe de la Brigada, Márquez. Le sucedió el comandante de Infantería Enrique García Moreno que, al estallar la guerra, era teniente separado del Ejército. A este le siguió el comandante de Infantería Miguel González Pérez-Caballero que, el 18 de julio de 1936, era teniente del Regimiento Tarifa nº11, de guarnición en Alicante y que había sido seleccionado para participar en la Olimpiada de Berlín. Su hermano Rafael, teniente de la Legión, fue el oficial que entró en Badajoz al frente de un puñado de legionarios de la 16ª Compañía de la IV Bandera y que murió posteriormente en Pozuelo, posiblemente enfrentado a las tropas que mandaba su hermano. La 19ª BM participó, sin relevancia, en la batalla de Brunete encuadrada en la 24ª División del II Cuerpo de Ejército. Al pasar González Pérez-Caballero a mandar la 18ª División, le sucedió en el cargo de jefe de la Brigada el mayor de milicias Manuel Castro Rodríguez.

El 26 de marzo de 1938, la Brigada despertó de su permanencia en el inactivo frente madrileño para ser trasladada urgentemente al de Aragón y cayó en la vorágine de una retirada caótica. Se incorporó a la improvisada División "Y" al Norte del Ebro; el 19 de abril, se hallaba en plena retirada en Artesa de Segre y se vio empujada hacia las estribaciones pirenaicas. El 22 de mayo, la Brigada se vio envuelta en encarnizados combates en las Peñas de Aolo que cambiaron dos veces de mano y en los que el jefe de la 19ª BM, Castro, se hizo acreedor de la Medalla al Valor, prueba de los méritos que hizo su unidad en una lucha en que las tropas republicanas ganaron dos Medallas al Valor individuales y tres Medallas colectivas, y las nacionales una Laureada y tres Medallas Militares. No tan brillante fue su actuación en la última fase de la batalla del Ebro, el 11 de noviembre, cuando su 74ª Batallón se negó a combatir en una operación sobre Serós, en franca rebeldía y que tuvo como consecuencia las bajas de su jefe y de su comisario, heridos por sus propios soldados.

Al iniciarse la batalla de Cataluña, la 19ª BM seguía integrada en la 24ª División que cubría el frente en la orilla izquierda del Ebro desde García hasta el mar. El derrumbamiento del frente central arrastró a la 19ª BM a lo largo de la costa, primero hasta Tarragona y luego hasta Barcelona, tras cuya pérdida logró agregarse al XV Cuerpo de Ejército, intentando defender el paso por la carretera N-II entre Arenys y Blanes. El 31 de enero de 1939, al 19ª BM había dejado de existir.

La 19ª BM publicaba el periódico "Mañana". (Carlos Engel)