211ªBRIGADA MIXTA

La 211ª Brigada Mixta se constituyó en agosto de 1937 en Tortosa con los batallones 3º, 5º y 37º del Cuerpo de Carabineros. El mando de la unidad fue conferido al mayor de milicias Antonio Pérez Quijano.

A continuación se trasladó a Sueca y Sagunto, de donde partió para el frente de Aragón. El 1º de septiembre, atacó en unión de la Brigada "Garibaldi" las posiciones nacionales de Los Pedruscos, aunque no consiguió sus objetivos. Permaneció en Aliaga hasta el día 28, en que se trasladó a Azaila para intervenir en la batalla de Belchite. Aquí sostuvo intensos combates frente a Codo, defendido por el Tercio de Montserrat, desde el 1º de octubre hasta el 11, cuando declinó la lucha. Terminada la batalla, pasó a ser reserva del XII Cuerpo del Ejército.

El 12 de febrero de 1938 actuó reforzando a la 27ª División en el sector de Montalbán y, tras ser alertada de la posible contraofensiva nacional se dirigió, el 10 de marzo, a Lécera con la misión de taponar el derrumbamiento del frente de Belchite. Un día más tarde, huyó en desbandada en el área de Oliete-Alarcón y, el 13, tuvo que evacuar las poblaciones de Ariño, Alloza y andorra. En vista de las bajas sufridas fue retirada del frente y enviada a cubrir la zona del río Guadalope, Calanda y Foz de Calanda. En este momento, Pérez Quijano pasó a mandar una Agrupación y le sucedió el comandante de Carabineros José Fortuny Girona que, al comenzar la contienda, era capitán en la provincia de Tarragona, de la 1ª Comandancia del Cuerpo. Uno de sus batallones quedó al Norte del Ebro, acosado por las tropas de la 5ª División de Navarra que había pasado el río por Quinto. El resto de la Brigada cooperó en un ataque infructuoso contra las cabezas de puente de Castellserás y Alcañiz.

El día 23 perdió cuatro cotas a la derecha del Guadalope y a 1,8 km al Sur de la carretera de Zaragoza a Castellón, retirándose a Valdealgorfa, tenazmente defendida, pero finalmente desbordada el día 28. El 3 de abril, la 211ª Brigada Mixta se hallaba en el sector de ataque de las tropas del general Aranda, envuelta en intensos combates que acabaron en una huida en desbandada en Morella y una progresiva retirada hasta Alcalá de Chisvert, donde fue retirada de la primera línea para integrarse en la 22ª División del XXI Cuerpo de Ejército con la que intervino en la batalla de Levante.

Terminada la batalla de Levante, la 211ª Brigada Mixta pasó a depender, hasta el final de la guerra, de la 40ª División del XVII Cuerpo de Ejército del Ejército de Levante en un frente prácticamente inactivo desde el inicio de la batalla del Ebro. (Carlos Engel)