225ªBRIGADA MIXTA

La 225ª Brigada Mixta se creó en el verano de 1937, con batallones de la Defensa de Costas de la región levantina. La Brigada tenía por misión la vigilancia de la costa desde Santa Pola hasta el límite con Cataluña. La jefatura de la unidad recayó en el comandante de Infantería. Alejandro Sáenz de San Pedro Albarellos que, al iniciarse la guerra, era capitán en el Regimiento Guadalajara nº 10 de la guarnición valenciana.

A finales de febrero de 1938 se incorporó a la 72ª División del XVIII Cuerpo de Ejército que se hallaba en período de reorganización en el frente de Teruel. El 11 de marzo fue enviada a cubrir el sector de Caspe-Escatrón en apoyo del XII Cuerpo de Ejército, sufriendo grandes pérdidas que determinaron su disolución. Se procedió a su reorganización en Libros, en el seno de la 64ª División del XIX Cuerpo de Ejército. El mando de la Brigada pasó a manos del mayor de milicias Juan Serrano Jiménez, pasando Sáenz de San Pedro a mandar la División. La Brigada fue a defender el extremo Oeste del frente de Levante que permaneció en situación de relativa calma, hasta que, el 25 de julio, con el inicio de la batalla del Ebro, se paralizaron las operaciones.

El 17 de diciembre se desplazó a Extremadura en preparación para la batalla de Peñarroya, quedando acantonada en Jamilena y Torredonjimeno. En la batalla, actuó tanto en el interior como en el exterior de la bolsa, reforzando al XXII Cuerpo de Ejército. Del 17 al 23 de enero de 1939 se lanzó a furibundos ataques, sin éxito, en las sierras de Mesegara y Torozos, que le provocaron un gran quebranto. La 225ª Brigada Mixta permaneció en el frente extremeño hasta el fin de la guerra. (Carlos Engel)