26ª BRIGADA MIXTA

La 26ª Brigada Mixta se organizó, en octubre de 1936, en la Sierra de Somosierra con los batallones "Extremadura" y "Juventud Campesina" y otros cuyos nombres no constan. El mando de la unidad se encomendó al capitán de Infantería Gabriel Bueno Orgaz y el comisariado a Roque Serra Martínez del PCE. La 26ª BM se incorporó a la 1ª División del I Cuerpo de Ejército, a la que no abandonaría en todo el transcurso de la guerra, cubriendo siempre el mismo sector en Somosierra. Su puesto de mando estaba emplazado en Loyozuela. Tras el periodo de instrucción, se hizo cargo de la jefatura el capitán de Ingenieros Carlos Fabra Marín, antiguo sargento del Batallón de Zapadores-Minadores nº 3 de Paterna, cuyo nombre alcanzó resonancia por ser quien abrió a las masas la puerta del cuartel y provocó, así, su rendición. Después del golpe de Casado, en marzo de 1939, Fabra fue destituido y en su lugar nombrado el mayor de milicias Julián Fernández Ávila. Se conoce también el nombre de dos de sus jefes de Estado Mayor: los capitanes de milicias Fernández Mayáns y Manuel Cores Fernández.

Situada la Brigada en un frente inactivo, su historial no consigna más que pequeños golpes de mano propios o del adversario, mucha obra de fortificación y más bajas por deserción que por el fuego enemigo. Como todas las unidades del frente de Madrid, la 26ª BM fue disuelta el 27 de marzo de 1939.

Publicaba un periódico titulado "Somosierra". (Carlos Engel)