32ªBRIGADA MIXTA

La 32ª Brigada Mixta se formó, el 31 de diciembre de 1936, en El Escorial con las fuerzas de la columna Mangada. La Brigada fue encuadrada en la 2ª División del I Cuerpo de Ejército y mandada por el mayor de milicias Nilamón Toral Azcona, con Mariano Illeras Olivares como comisario. Estaba compuesta por los batallones 125º "Largo Caballero", 126º "Largo caballero II", 127º "La Montaña" y 128º "Pueblo Nuevo".

El 8 de julio de 1937, entró en combate en la batalla de Brunete en el flanco derecho y, el 25, rechazó el ataque nacional en la dirección secundaria de la contraofensiva, resistiendo, durante tres días sin ceder posiciones.

Se distinguió en la batalla de Belchite, formando parte de la 35ª División del V Cuerpo de Ejército. El 24 de agosto, reforzó el sector de Mediana y avanzó sobre Belchite. Rechazó varios ataques en Mediana y fue relevada por la 21ª BM, para volver, el 27, a primera línea relevando, a su vez, a la 153ª BM, cercando y ocupando Codo. El 2 de septiembre, combatió ya dentro de Belchite. El 5, su 127º Batallón ocupó el Seminario y, los demás el Ayuntamiento y la Comandancia Militar. Toral fue el primer comandante militar del Belchite republicano. En la batalla fue comisario Pedro Romeral Ariza, de las JSU. Después de la batalla de Belchite, Toral fue ascendido y reemplazado por el comandante de Infantería Mauricio Carrasco Castro que, al comenzar la guerra, era teniente retirado en Madrid.

La Brigada intervino en las operaciones sobre Teruel, distinguiéndose en la ocupación del cuartel de la Guardia Civil, Iglesia de San Juan, Correos y los conventos de Santa Clara y Santa Teresa. En el Alfambra pasó a la 70ª División del XXI Cuerpo de Ejército. Al perderse Teruel, cubrió el sector de Montalbán. Nuevamente hubo cambios en el mando de la Brigada, a Carrasco le sucedió el mayor de milicias Pareja y a éste el mayor de la misma escala Manuel Jiménez Martín.

Al iniciarse la batalla de Aragón, la 32ª BM se hallaba en el sector de Utrillas, donde cedió terreno, perdiendo la posición de Mirambueno, llegando a la Sierra de San Just muy quebrantada, hasta el punto de tener que pasar a reserva para recuperarse.

El 15 de marzo de 1938, se retiró a Ejulve y Gargallo y, dos días más tarde, entró de nuevo en línea en el sector de Alcorisa. En abril, pasó del sector de la costa a la zona de Albocácer-Cuevas de Vinromá.

El 29 de mayo, situó a su 125º Batallón en Benasal-Culla y la Sierra de San Cristóbal que perdió, al día siguiente. El resto de la Brigada defendió Albocácer y Cheste en encarnizados combates, ataques aéreos y bombardeos artilleros, lo que le valió para ser propuesta para la Placa Laureada de Madrid. En la lucha tuvo más de 2000 bajas y, el 9 de junio, fue retirada de la vanguardia, totalmente deshecha. Se hizo cargo de la Brigada el mayor en campaña Fidel Ruiz Sánchez.

La Brigada fue enviada, entonces, al frente de Extremadura, adonde llegó a principios de diciembre, para intervenir con ocasión de la ofensiva nacional del cierre de la bolsa de Valsequillo en el sector de Peraleda. En la batalla de Peñarroya ocupó posiciones en las Sierras del Médico y Mano de Hierro, sin que sus ataques tuvieran el menor éxito, por lo que no llegó a avanzar.

De Extremadura regresó a Madrid y en el golpe de Casado, la 32ª BM se sublevó en apoyo al bando comunista, pero fue dominada. La 32ª BM editaba el periódico "Avance".(Carlos Engel)