35ªBRIGADA MIXTA

La 35ª Brigada Mixta fue el fruto de la militarización de milicias en el frente madrileño, el 1º de enero de 1937. En los primeros meses de su existencia, el trasiego de batallones fue notable. En principio, lo fueron "Edificación nº 25", "Pasionaria" y "Jaime Graells", y al pasar al frente de Guadalajara dejó de pertenecer a ella el "Jaime Graells", sustituido por el "Largo Caballero nº 2" y el "Mangada". En mayo de 1937, éste último desapareció, para reaparecer el "Jaime Graells", con lo que la 35ª BM quedó constituida, definitivamente, por los batallones nº 137, antes "Edificación"; 138, antiguo "Largo Caballero"; 139, "Pasionaria", y 140, "Jaime Graells". La Brigada quedó a las órdenes del interbrigadista italiano, teniente coronel Nino Nanetti. El comisario fue Adolfo Lagos Escalona. La Brigada, asignada a la 8º División del I Cuerpo de Ejército, cubría el sector de Valdemorillo-Las Rozas.

El 3 de enero de 1937, intervino en repeler el ataque nacional y el día 10, en el propio sobre Villanueva del Pardillo. El 23 de enero, se integró en la 10ª División del IV Cuerpo de Ejército. el 12 de marzo, con la 12ª División del IV Cuerpo de Ejército, la 35ª BM, al mando del mayor de milicias Liberino González González, partió hacia el frente de Guadalajara para defender el sector desde el km 83 de la carretera de Soria, al pueblo de Valdearenas, amenazado por la ofensiva del CTV. Aquí intervino en el ala izquierda de la contraofensiva republicana sobre las localidades de Valdearenas, Muduex, Utande y Padilla de Hita.

En abril, Liberino González se hizo cargo de la 12ª División y en el mando de la Brigada le sucedió el mayor de milicias Félix Lucandi Aurrecoechea. El resto de la guerra fue para nuestra protagonista un continuo deambular por el frente de Guadalajara, aunque sin acciones dignas de mención. En abril de 1938, pasó a formar parte de la 14ª División de la reserva general del Grupo de Ejércitos de la Región Centro.

Del 7 al 15 de enero de 1939, intentó infructuosamente, junto a otras unidades, romper el frente madrileño en auxilio de las fuerzas de Cataluña.

El 7 de marzo, envió algunas compañías a Madrid, en apoyo de Casado, que ocuparon la plaza de Manuel Becerra.

El último jefe de la 35ª BM fue el mayor de milicias Joaquín Martínez Sánchez, del PSOE, como comisario. En el mando de los batallones se sucedieron:

En el 137º, los mayores Antonio Hervás y Máximo Borreguero Heredero;

En el 138º, el mayor Félix Lucandi y el capitán José Marqués Julián;

En el 139º, los mayores Manuel de Vera Fernández, Tomás Calzacorta Sanmiguel, Saturnino Maroto Álvarez y Mariano de Mesa Pérez,

Y en el 140º, el mayor Ramón Mercader que había de ser, al correr el tiempo, el asesino de Trotsky, el capitán Enrique Colorado García-Lobes y el mayor Juan Cerezo Jiménez.

La 35ª BM editó en tres etapas los periódicos "Audacia", "Campamento" y "Treinta y Cinco Brigada". (Carlos Engel)