39ªBRIGADA MIXTA

La 39ª Brigada Mixta se constituyó, el 26 de noviembre de 1936, en el frente de Madrid con los batallones "Ferrer", "Toledo", "Sigüenza", "7º de Milicias Confederales", "Orobón Fernández" y "Juvenil Libertario" de la columna Palacios. Estos batallones lo eran sólo sobre el papel, y que los efectivos totales eran 1.719 hombres y no todos estaban armados. El mando de la Brigada recayó en el capitán médico de Sanidad Militar. El comisario fue Julián Adrados Almazán, de la CNT, y jefe de Estado Mayor, el capitán de milicias francés Nicolás Wolpiasky, hasta su muerte, el 22 de diciembre, en que fue sustituido por el teniente en campaña Joaquín Gisbert Alonso. La Brigada se denominó primero "X" y fue engrosada por los batallones "Cavada" y "Enciso".

El 31 de diciembre, recibió su numeración definitiva y fue afecta a la 5ª División del VI Cuerpo de Ejército. Cubría la parte Noroeste de la Casa de Campo en el ala derecha del frente de Madrid desde Puerta de Medianil de la Casa de Campo siguiendo la línea del ferrocarril hasta la carretera de Húmera a Aravaca. Al morir Durrruti, el 20 de noviembre, sus fuerzas pasaron a reforzar la 39ª BM y ésta cedió los batallones "Juvenil Libertario" y "Orobón Fernández". Más tarde se le incorporaron otros batallones mermados, como "El Socialista" y "Casa del Pueblo" y los batallones confederales 8 y 14.

La actividad de la Brigada en el frente de Madrid se redujo a golpes de mano esporádicos, casi siempre sin éxito, pero con fuertes bajas, hasta el punto de tener que ser relevada, el 19 de abril de 1937. Palacios pasó a mandar la División y le sustituyó el mayor de milicias Mariano Román Urquiri. Hasta el final de 1937, siguió la misma actividad, llegando como máximo a ocupar casas aisladas, pero sin que la línea del frente sufriera grandes variaciones. El 4 de diciembre, Román fue reemplazado por el mayor de milicias Álvaro Gil del Moral con el capitán de milicias Rafael Martín Gago como jefe de Estado Mayor.

Mandaban los batallones:

El 153º, el mayor Juan Cerezo Jiménez;

El 154º, el mayor José Mª Saavedra San Román;

El 155º, el mayor Ciriaco Gil Gil,

Y el 156º, el mayor Eusebio Moreno Marcos.

La Brigada permaneció en vanguardia en el mismo sector hasta ser relevada, el 22 de marzo.

El 30 de marzo, fue destituido el jefe de la Brigada, mayor Gil del Moral, nombrándose en su lugar al mayor de milicias Julio Rodríguez Fernández.

Del frente madrileño la 39ª BM fue trasladada al de Guadalajara donde operó, desde el 31 de marzo al 5 de abril, en combates continuos en torno a las posiciones de Cerro Blanco y Cerro Rojo, sufriendo unas 500 bajas. Al término de estas operaciones, se nombró un nuevo jefe de la unidad, el mayor de milicias José Penido Iglesias. El 24 de abril, la 39ª BM se trasladó a Segorbe y de aquí a primera línea en las inmediaciones de Allepuz para incorporarse a la 14ª División del XXI Cuerpo de Ejército.

Fracasó en su intento de reconquistar La Muela de Jorcas, el día 27, y logró resistir en las cercanías de Allepuz hasta ser desalojada de sus posiciones el 15 de mayo, y relevada el 24. Se dirigió, entonces, a Mora de Rubielos para reunirse nuevamente con la 5ª División del XIX Cuerpo de Ejército, cesando el jefe de la Brigada, mayor Penido, relevado accidentalmente por el jefe del 155º Batallón, mayor Gil. En este nuevo frente, la 39ª BM tuvo que asumir la tarea de restablecer las líneas, hundidas por la defección de otras unidades. Posteriormente decreció la actividad bélica y las operaciones se circunscribieron a golpes de mano aislados.

El 21 de noviembre, asumió el mando el mayor de milicias Florentino Fernández Campillo.

La 39ª BM tenía como medio de comunicación el periódico "¡A Vencer!". (Carlos Engel)