45ªBRIGADA MIXTA

La Columna Burillo dio origen en el frente de Madrid, el 31 de diciembre de 1936, a la 45ª Brigada Mixta. Los batallones de esta columna que pasaron a la 45ª BM fueron: "Otumba", "Dimitroff", "Voluntarios de Jaén" y "voluntarios de Murcia". Su primer jefe fue el comandante de Infantería Antonio Rubert de la Iglesia que había sido capitán del Regimiento Wad-Ras nº 1 de Madrid. La nueva unidad fue adjudicada a la 9ª División del III Cuerpo de Ejército. Después de la batalla del Jarama, Rubert fue relevado por el comandante de Infantería Fernando Gallego Porro, que era capitán retirado residente en Madrid al comienzo de la conflagración, al que acompañaba Rogelio Rodríguez de la Oliva como comisario.

Del 9 al 13 de mayo de 1937, la 45ª BM colaboró en un ataque frustrado contra la cabeza de puente de Toledo. Después pasó al frente de Madrid, cubriendo la línea en la Cuesta de la Reina, para defender luego el sector de Aranjuez. Gallego cedió su puesto al mayor de milicias Jesús Rubio Cerón, con el capitán de Infantería Francisco Milla Ribera, un antiguo alférez retirado en Colera (Gerona), como jefe de Estado Mayor, y Gregorio Barriopedro Corral, del PSOE, como comisario. El resto de la guerra transcurrió para la 45ª BM en un frente inactivo, con la monotonía enervante de la guerra de trincheras. Después del golpe de Casado, fue depuesto Rubio, designándose para el mando el mayor de milicias Francisco Martos Martínez. La 45ª BM se disolvió, el 27 de marzo de 1939.

El periódico de la 45ª BM se titulaba "Adelante". (Carlos Engel)