4ª BRIGADA MIXTA

La 4ª Brigada Mixta se creó, en noviembre de 1936, en Albacete con fuerzas militares de al región levantina. El mando fue conferido al comandante de Infantería Eutiquiano Arellano Fontán, un capitán separado del Ejército y residente en Madrid, teniendo como jefe de Estado Mayor al teniente coronel de Ingenieros Joaquín Otero Ferrer que, el 18 de julio de 1936, era comandante en el Estado Mayor Central de Madrid y como comisario a Isidoro Hernández Tortosa.

Estaba previsto que la Brigada saliese, el 5 de noviembre, hacia Vaciamadrid y de aquí a Las Rozas, pero sobre la marcha se decidió su incorporación al sector de San Fernando de Henares-Mejorada del Campo-Rivas en el seno de la 6ª División. La 1ª Compañía del 3º Batallón logró detener una infiltración adversaria en el Parque del Oeste, el 17 de noviembre, mientras el resto de la Brigada luchaba en la Ciudad Universitaria. En estos combates murió Arellano y tomó el mando circunstancialmente el teniente coronel de Infantería Carlos Romero Jiménez. Romero, era, al comenzar la guerra, capitán retirado en Madrid, y al pasar a mandar una división, le sustituyó el capitán de Infantería Antonio Lázaro Fortea, un alférez retirado que pasó pronto a la Gendarmería de Tánger, cediendo el mando al mayor de milicias Víctor de Frutos Boudevin. Al cabo de medio año de existencia de la Brigada, se hizo cargo su quinto, el comandante de Infantería Alipio Díez Calleja, un teniente retirado en Madrid. Su comisario fue Antonio Solá Cuenca del PSOE.

La unidad no intervino en la batalla del Jarama y estuvo en reserva en la de Brunete, para lo que se encuadró en la 4ª División. En diciembre de 1937, hubo un nuevo cambio en la jefatura de la Brigada, que no el último, asumiéndola el mayor de milicias Eugenio Franquelo Ramírez. La 4ª BM pasó a formar parte de la 7ª División del II Cuerpo del Ejército en el frente de Madrid.

El 31 de julio de 1938, pasó con la 37ª División a incorporarse al VII Cuerpo de Ejército en el frente de Extremadura, llegando a Campillo de la Jara para su reorganización, y, una vez terminada ésta, a Cabeza de Buey. Había asumido el mando, en estos momentos, el mayor de milicias Vicente Alcalde Butler. En Cabeza de Buey participó en los combates del mes de agosto, de los que salió malparada, retirándose a Pelochea para reponer bajas.

En febrero de 1939, cubría el frente de Casas de las Vargas de San Pedro hasta las cotas 438 y 476 de El Camonital. En estos momentos sus mandos eran:

Jefe de la Brigada: mayor Vicente Alcalde;

Comisario: Carlos Barrientos Martínez;

Jefe del 13º Batallón: capitán Cabrera;

Jefe del 14º: mayor Molina;

Jefe del 15º Batallón: mayor José Gutiérrez;

Jefe del 16º Batallón: mayor Roberto Rubalcaba.

Su 1º Batallón publicaba el periódico "Al Avance" y sus servicios de Sanidad, Intendencia y Especialidades "Troika". (Carlos Engel)