59ªBRIGADA MIXTA

En enero de 1937, se militarizaron en el frente de Teruel las fuerzas anarquistas de la antigua columna Rosal para formar la 59ª Brigada Mixta, adscrita a la 42ª División del XIII Cuerpo de Ejército. Se designó para mandar la unidad al mayor de milicias José Neira Jarabo, con Sigfrido Canut Martorell, de la CNT, como comisario.

La Brigada se situó en vanguardia en los Montes Universales y, el 7 de julio, participó en el ataque fallido sobre Albarracín. En la batalla de Teruel, la 59ª BM se hallaba cubriendo el flanco Norte de Santa Bárbara de Celadas, por lo que no fue directamente afectada hasta el comienzo de la batalla de Alfambra. La posición principal que defendía su 233º Batallón era La Loma de Casares, pero el tramo atacado inicialmente, el 5 de febrero de 1938, fue a su izquierda, donde se hallaban colocados los batallones 235º y 234º. Aunque el 234º Batallón fue sometido a un fuerte bombardeo artillero y a un ataque de caballería que pudo rechazar, se tuvo que replegar a Loma Parda. Tampoco fue más afortunado el 235º Batallón, que perdió las cotas 1284 y 1308, e intentó unirse al 234ª en Loma Parda sin conseguirlo, retirándose finalmente a Pico Pichón. Al día siguiente, el 233ª Batallón, con su flanco izquierdo al descubierto, tuvo que retroceder a la Muela Alta y Barranco del Espejo. Después de reunir sus fuerzas en Peralejos, el 7 de febrero, se ordenó cruzar en retirada el Alfambra y Neira pudo calibrar las bajas: de los 575 hombres del 235º Batallón se habían perdido 86 y el 233º Batallón había prácticamente desaparecido. La Brigada fue disuelta.

Después del corte en dos de la zona republicana, la 59ª BM renació con fuerzas de Infantería de Marina, al mando del mayor de milicias Eduardo García y del comisario Cañete y, el 26 de julio, pasó el Ebro por el sector de Ribarroja-Fayón, alcanzando la línea de Los Auts, el cruce de la carretera de Maella a Fraga y la desembocadura del Matarraña. El 6 de agosto, tuvo que replegarse de la bolsa de Mequinenza-Fayón y cruzar de nuevo el Ebro en sentido inverso, pasando a reorganizarse en La Pobla de Masaluca.

El 14 de septiembre, relevó a fuerzas de la 3ª División en la Sierra de Caballs, en el Coll del Coso. Del 8 al 20 de octubre, sufrió duros ataques que la obligaron finalmente a retirarse, perdiendo Miravet el 5 de noviembre, al día siguiente Benisanet, y, dos días más tarde, Mora de Ebro y la Sierra de Picosa, cruzando el Ebro, el 12 de noviembre, al Norte de Ascó, después de sufrir un serio descalabro en la defensa de esta población.

Se procedió a reestructurar la Brigada en La Pobla de la Granadella, donde se hallaba al iniciarse la ofensiva nacional sobre Cataluña, el 23 de diciembre, acudiendo a la Sierra de la Llena para oponerse a la 13ª División del general Barrón. Al día siguiente, pasó a formar parte de la reserva del XV Cuerpo de Ejército, aunque resultó pronto embebida en la lucha. El 30 de diciembre, fue concentrada en La Pobla de Ciérvoles, defendiendo el Priorato. El 6 de enero de 1939, perdió Vinaixa y se retiró por el Coll de Alforja a Poboleda y de aquí se situó entre la Ermita de Puigcerver y el Vértice Gallicant.

Cuando el 14 de enero, los nacionales entraron en Valls, la 59ª BM se retiró precipitadamente de sus posiciones en el Priorato para intentar hacerse fuerte en la línea del Gayá. El repliegue se hizo en franca desbandada por El Panadés, hasta poder concentrarse en San Feliu de Llobregat y Molins de Rey, el 21 de enero. De aquí se pasó al Tibidabo y Vallvidrera que perdió, el día 26. Sus restos reunieron, el 2 de febrero, al Sur de la carretera de Vidreras a Lloret y, el 7l formó una línea de defensa en el río Fluviá que no duró ni un día, retirándose a orillas del río Muga.

La 59ª BM dejó de existir el 9 de febrero, al cruzar la frontera francesa por Port-Bou. (Carlos Engel)