61ªBRIGADA MIXTA

La 61ª Brigada Mixta se organizó, en enero de 1937, en el frente de Teruel con fuerzas anarquistas de la columna Rosal. Asumió el mando el mayor de milicias Pedro Bernabé López y la unidad se integró en la 42ª División. En marzo de 1937, se hallaba en la zona Bezas-Royuela, junto a la 60ª BM, con la que compartió aventuras y desventuras en esta primera fase de la guerra.

El 5 de julio, rompió las líneas adversarias e irrumpió, el 7, en Albarracín, sitiando la guarnición en la Catedral y el cuartel de la Guardia Civil, después de haber tomado el Vértice Vallejo Largo y el pueblo de Monterde. La llegada del socorro nacional hizo fracasar la operación y se vio obligada a retirarse a las posiciones iniciales, defendiendo, el día 17, la línea formada por las Lomas del Calarizo, La Cañadilla, Chaparrales, el Vértice Barranco y las cotas 1220 y 1322.

Al empezar la contraofensiva nacional sobre Teruel, la Brigada se hallaba en vanguardia en Sierra Palomera, donde permanecía desde el comienzo de la ofensiva republicana. El ataque adversario se inició justamente por el punto de soldadura de las trincheras de la 61ª BM con su vecina de la izquierda, la 132ª. Ésta última no resistió, y la 61ª se vio obligada a emprender una retirada desordenada ante el peligro de ser copada. La 42ª División fue retirada del frente, disuelta y todos sus oficiales depuestos, salvo algunos comisarios, entre ellos el de la Brigada, Antonio Rodríguez Saravia. Bernabé tuvo que dejar su puesto al mayor de milicias Francisco García Lavid, con lo que la unidad, eminentemente anarquista, pasó a ser mandada por un comunista. Concentrada la Brigada en Pobo, comenzaron las depuraciones e intrigas entre comunistas y anarquistas. Sin embargo, el informe del comisariado referente a la batalla hacia un elogio del comportamiento de la 61ª BM durante los combates, aunque persistió la suspensión de los mandos.

Cuando al Brigada se hallaba en período de reorganización, el 7 de marzo de 1938, los nacionales rompieron el frente de Aragón por Belchite y la 61ª BM, aún a medio armar, se tuvo que dirigir con urgencia a taponar la brecha abierta. Para ello fue asignada al XVIII Cuerpo de Ejército que, ante el empuje del enemigo, se replegó hacia la divisoria de las provincias de Zaragoza y Teruel. En la retirada, la Brigada perdió algunas de sus fuerzas que se sumaron a las situadas al Norte del Ebro, pero el grueso pasó a formar parte del XIII Cuerpo de Ejército, retrocediendo con él hacia el Maestrazgo empujado por las tropas del general Aranda. El 5 de abril, la 61ª BM se hallaba en Morella y estableció una nueva línea junto a las BM 52ª y 211ª, pero tras una pequeña preparación adversaria, el frente volvió a ceder, de lo que se culpó a la 61ª BM, uno de cuyos oficiales fue fusilado por este motivo.

Al llegar los nacionales al Mediterráneo, el 15 de abril, la Brigada fue disuelta y, el 30 del mismo mes, enviada a Madrid para ser reorganizada en el seno de la 8ª División del VI Cuerpo de Ejército del Ejército de Centro. Terminada la reestructuración, fue adjudicada a la 65ª División, con la que salió, el 13 de mayo, hacia el frente de Levante. Ostentaba el mando el mayor de milicias Luis García Vega que había sustituido a García Lavid, en abril; el nuevo comisario fue Pedro López Calle.

Después de una breve concentración en Liria, pasó al sector situado al Sur de la provincia de Teruel entre el Puerto de Escandón y el río Valboa. El día 28, se vio envuelta en el asalto de la 85ª División nacional a Formiche Bajo y la Loma del Erizal, ofreciendo dura resistencia. Lentamente, las fuerzas republicanas fueron perdiendo terreno hasta asentarse en la línea defensiva X-Y-Z, que la Brigada alcanzó el 21 de julio. En estos momentos se disolvió la 65ª División, y la Brigada se incorporó a la 68ª en Chiva. El 25, con el paso del Ebro por las tropas republicanas quedó paralizada la ofensiva en Levante.

Libre de peligro Valencia, la 61ª BM fue asignada a la 41ª División, trasladándose con ella al frente de Extremadura. Poco después, pasó a formar parte de la 63ª División del VII Cuerpo de Ejército. Situada en el entronque del Ejército de Extremadura con el de Andalucía, cerca de la confluencia de los ríos Yeguas y Guadalquivir, no se vio implicada en la última gran batalla en Extremadura, la de Peñarroya. (Carlos Engel)