63ªBRIGADA MIXTA

La 63ª Brigada Mixta se creó, en diciembre de 1936, con los regimientos de milicias "Extremadura" 1y 2, dentro de la Agrupación Tajo-Extremadura. Su primer jefe fue el teniente coronel de Infantería José Ruiz Farrona, siendo su jefe de Estado Mayor el comandante José Bertomeu Bisquert y comisario Rodrigo León ramos, de JSU/PSOE. El 18 de julio de 1936, Ruiz Farrona era comandante del Regimiento Castilla nº 3 de guarnición en Badajoz y Bertomeu capitán retirado. Este último pasó a mandar la unidad tan pronto se terminó su instrucción. En la jefatura de Estado Mayor le sustituyó el capitán de Infantería Leandro Sánchez Gallego que, al inicio de la contienda, era teniente en el Regimiento Castilla nº 3. Bertomeu no duró mucho en el cargo y, en breve espacio de tiempo, le sucedieron los mayores de milicias José Suarez Planerías y Blas. La 63ª BM fue adjudicada a la 37º División del VII Cuerpo de Ejército.

En el frente de Extremadura participó en diversas operaciones durante el año 1937, entre ellas un ataque sobre Villanueva del Duque, el 13 de marzo; una maniobra de refuerzo a la 20ª BM en las sierras de Mora de Vivares, Perolito y Suárez el 7 de julio, aunque, al día siguiente, huyó en desbandada, perdiendo las posiciones defendidas, y la ocupación de La Granja de Torrehermosa, el 17 de julio. Su actuación prosiguió durante 1938 con un asalto frustrado a las sierras Quemada, de Acebuche, del Águila, del Pollo y Argallén, el 16 de febrero. El 5 de abril, su 250º Batallón atacó prematuramente Carrascalejo que logró conquistar, pero perdió el día 8 en un contraataque nacional. A raíz de esta operación fue destituido su jefe, mayor Blas, y reemplazado por el mayor de milicias Joaquín Pérez Martín-Parapar.

A principios de mayo, partió hacia el frente de Levante, integrándose en la 48ª División del XVI Cuerpo de Ejército y dirigiéndose a Segorbe. El 11 de junio se hallaba defendiendo las carreteras de Alcora y Villafamés y el día 15 fue retirada del frente. Una vez estabilizado el frente levantino con el comienzo de la batalla del Ebro, regresó a Extremadura.

Del 12 al 18 de agosto, intervino en una operación sobre el Alto del Buitre que conquistó y volvió a perder.

El 15 de diciembre, fue designada para cubrir el frente pasivo de Hinojosa del Duque, en el que permaneció durante la batalla de Peñarroya y hasta el final de la guerra. (Carlos Engel)