68ªBRIGADA MIXTA

La 68ª Brigada Mixta fue creada en enero de 1937 en Madrid, con los batallones "Octubre II" del 5º Regimiento, como Brigada Mixta "C". Para el mando de la unidad fue designado el mayor de milicias Etelvino Vega Martínez y para el comisariado político Luis Cabeza Pérez, del PSOE. La instrucción de la Brigada tuvo lugar en Collado Villalba, aunque hasta el 3 de febrero no pudo ser totalmente armada. Fue encuadrada en la 4ª División de Modesto del II Cuerpo de Ejército y permaneció en Madrid durante la batalla del Jarama, a cuya terminación, pasó a formar parte de la 7ª División del mismo Cuerpo de Ejército. Entre el 10 y el 14 de abril, intervino en un frustrado ataque a Cerro Garabitas en la Casa de Campo.

En junio, se integró en la 35ª División del general Walter (V Cuerpo de Ejército) para cooperar en la batalla de Brunete, en la que tuvo una destacada actuación.

El 9 de julio, tuvo lugar su primera intervención, al tener que enviar dos de sus batallones en auxilio de la 15ª División que se hallaba en situación apurada. Al día siguiente, ocupó la cota 660 que dominaba Villafranca del Castillo y, al otro día, lanzó un ataque contra el Vértice Romanillos, sin lograr su objetivo.

El 19 tuvo que acudir a taponar una brecha abierta en su sector por la contraofensiva nacional y, al día siguiente, aún contraatacó infructuosamente para recuperar las posiciones perdidas. EL día 26, hallándose ante Brunete, huyó desordenadamente y fue retirada del frente.

Después de la batalla de Brunete, Etelvino Vega fue sustituido por el mayor de milicias Francisco Jiménez Flórez, aunque su mandato fue brevísimo, pues duró un solo día, siendo relevado por el mayor de su misma escala Francisco Romero Marín. La 68ª BM quedó en vanguardia en el sector de Villanueva de la Cañada en la 34ª División del XVIII Cuerpo de Ejército.

El 2 de febrero de 1938, la Brigada fue enviada al frente de Teruel, cuando los nacionales estaban a punto de culminar las operaciones para la reconquista de la ciudad, su intervención fue por tanto, prácticamente nula y se dedicó a labores de limpieza en la retaguardia.

El 11 de marzo, en la batalla de Aragón, la 68ª BM perdió Josa, Obón y Alcania, teniendo que replegarse hasta el río Martín. EL 4 de abril, había llegado en su retirada a las inmediaciones de Cherta, de donde se replegó para concentrarse en Castellciutat el 19 de abril. Después del corte de la zona republicana en dos, la unidad pasó a cubrir posiciones de la Sierra de Crestal y se realizó un cambio radical en sus mandos: Romero Martín cedió el mando al mayor de milicias Francisco Mesón Gómez; el capitán de milicias Enrique López Real, la jefatura de Estado Mayor al teniente de la misma escala Antonio Benito Soláns, y Cabeza, el comisariado a Luis Quesada Cerván.

Posteriormente, intervino en operaciones contra la cabeza de puente de Serós. La jefatura de la Brigada aún pasaría a manos del mayor de milicias Antonio Núñez Balsera antes de la retirada en Cataluña y, cesado éste el 1º de enero de 1939, a otras que desconocemos.

La ofensiva nacional sobre Cataluña llevó a la 68ª BM a Artesa de Segre, el 254 de diciembre de 1938. Aquí su 34ª División se hallaba prácticamente agotada y fue disuelta "de facto", aunque sus fuerzas se incorporaron al X Cuerpo de Ejército, con el que se retiraron a la Sierra del Cadí y la frontera de Andorra.

Publicaba el periódico "En Pie". (Carlos Engel)