73ªBRIGADA MIXTA

La 73ª Brigada Mixta se creó en marzo de 1937, con las milicias del sector Norte del frente de Córdoba, tomando como base los batallones "Bautista Garcés", que asumió el número 289; "Jaén", el 290; "Los Pedroches", el 291, y "Raya", el 292. Su primer jefe fue el capitán de Carabineros José Casted Sena que lo había sido de la provincia de Alicante, de la 6ª Comandancia. El comisario era Manuel Castro Molina que tuvo como sucesor a Andrés Cañete Domínguez y Baltasar Lucas Martín. El jefe de Estado Mayor era el capitán de milicias García Sánchez.

Al desaparecer los sectores en que se había dividido el frente y crearse en su lugar Divisiones, esta unidad pasó a formar parte de la 19ª División del VIII Cuerpo de Ejército. Sin que esta medida pudiera haber sido puesta en práctica por la premura de tiempo, la 73ª BM intervino en una maniobra que se desarrolló en su propio sector, Pueblonuevo-Peñarroya, y que tenía por objetivo reconquistar la zona minera. Casted fue sustituido en el mando en el mes de abril, por el comandante de Infantería Manuel Bartual Gallego, que desempeñó el cargo durante poco tiempo, pues en junio fue relevado por el mayor de milicias Bartolomé Fernández Ladreda, hasta entonces jefe del Batallón "Los Pedroches". Bartual era un teniente retirado residente en Valencia.

En marzo de 1938, y ante la ofensiva nacional de Aragón, la 73ª BM se trasladó con urgencia a Gandesa. Estaba integrada en la llamada "División Extremadura". El empuje del Cuerpo de Ejército de Galicia arrinconó a la Brigada en el Maestrazgo, donde sufrió fuertes pérdidas en los combates librados para intentar evitar la llegada de los nacionales al mar. EL 17 de abril fue retirada de primera línea y asignada a la 19ª División, con la que combatió en la campaña de Levante.

A finales de julio, Bartolomé Fernández fue reemplazado por el mayor de milicias Castaños y, a su mando, la unidad se desplazó, primero a Úbeda, donde fue reorganizada para recuperarse de las fuertes pérdidas sufridas en Levante, y luego a La Nava de Ricomalillo para actuar en vanguardia. Sus últimos hechos bélicos tuvieron lugar en la batalla de Peñarroya, en enero de 1939.

En febrero de 1939, los mandos de la Brigada eran:

Jefe de la Brigada: mayor Castaños;

Comisario: Baltasar Lucas Martín;

Jefe del 289º Batallón: mayor Romero;

Jefe del 290º Batallón: mayor Pablo Iglesias;

Jefe del 291º Batallón: mayor Romano;

Jefe del 292º Batallón: mayor Ricardo Ciudad Olmedo.

El tercer Batallón "Los Perdices", se formó a principios de septiembre de 1936 en Pozoblanco, organizado por Bartolomé Fernández, Emiliano Mascaraque y Bautista Herruzo de la Cruz. Su bautismo de fuego tuvo lugar a primeros de octubre, en combates cerca de Espiel. Posteriormente, pasó a cubrir el sector de Pozoblanco-Alcaracejos-Hinojosa del Duque. En noviembre ocupó sin lucha Obejo y, el 1º de diciembre intentó, sin éxito, conquistar Villaharta, sufriendo importantes pérdidas. Su sector pasó a ser el de Obejo-Espiel, con avanzadillas al Sur de La Chimorra y del río Guadalbarbo.

En marzo de 1937, pasó a formar parte, como queda dicho, de la 73ª BM. Al cesar Bartolomé Fernández en el mando del Batallón, le sustituyó el mayor de milicias Romano. (Carlos Engel)