76ªBRIGADA MIXTA

Los batallones 4º del Regimiento de Milicias de Jaén, 2º de Milicias de Murcia, el "Toxiria" o "Capitán Contreras" y el conocido por "Concentrados", constituido por los restos del Regimiento de Infantería Sevilla nº 34 de Cartagena, fueron militarizados en abril de 1937 en el sector central del frente de Córdoba, para formar la 76ª Brigada Mixta. Su primer jefe fue el capitán de Infantería Ignacio Martín Rodríguez que, el 18 de julio de1936, estaba destinado en la Caja de recluta nº 24 de Murcia. Tenía como jefe de Estado Mayor al capitán de Infantería Guillermo Chacón Rodríguez, que había sido teniente del Cuerpo de Asalto en Tarragona, y que tuvo una permanencia breve en la unidad, pues fue relevado, en mayo, por el capitán de Infantería Rómulo Ténez López. Al estallar la guerra, Ténez era alférez en la Escuela Central de Tiro en el Campamento de Carabanchel y alumno de la Academia de Infantería de Toledo. Hacia el final de la guerra, desempeñaba esta función el capitán de Infantería Diego Guardia Arjona, tras haber ostentado esta jefatura el capitán de Infantería Joaquín Cano Fernández. Pascual Villareal Cerizuela, del PSOE, era el comisario; más tarde lo fueron Manuel Delgado Ocaña y un tal Sevilla.

La 76ª BM fue enviada al frente cuando aún no había terminado el mes de marzo, situando sus batallones en Higuera de Calatrava, Martos, Dehesa del Tobazo y frente a Porcuna, con el puesto de mando en Alcaudete. Dependía de la 21ª División del IX Cuerpo de Ejército con cuartel general en Jaén. El 3 de julio, la Brigada colaboró en una acción ofensiva, sin más trascendencia, sobre Alcalá la Real, en la que resultó herido su jefe, encargándose del mando el capitán de Infantería Tomás Monteagudo Sanz que había sido teniente en la Compañía de Ametralladoras nº 2 de Almería, desplazada a Ciudadela, y que, en estos momentos, mandaba el Batallón de "Concentrados".

La actividad de la unidad se circunscribió a cambios de emplazamiento, instrucción y algún pequeño golpe de mano, como el realizado contra Orgiva, el 29 de agosto. El 1º de octubre, regresó restablecido el comandante Martín y reasumió el mando, que dejó definitivamente el día 19, al serle conferido el de la 78ª BM. Su sucesor fue el comandante de Infantería Eloy Marín Villanueva, primero accidentalmente y confirmado el 16 de diciembre, Marín era, al estallas la guerra, capitán del Regimiento Alcántara nº 14 de Barcelona. En diciembre, Ténez también fue sustituido como jefe de Estado Mayor por el capitán de Infantería Bernardo de la Torre López, antiguo teniente del Batallón Presidencial de Madrid., El Diario de Operaciones de la Brigada registra un ataque adversario a sus posiciones del subsector Cierzos-Cornicabra, el 27 de marzo de 1938. Su historial se limita, por lo tanto, a tres acciones bélicas de importancia.

La 76ª BM se caracterizó por la elevada proporción de mandos profesionales y, una vez más, llama la atención que el Alto Mando republicano infrautilizara esta unidad, bien mandada, situándola en un frente con nula actividad. Además de los profesionales citados, fueron jefes de batallón: el comandante de Infantería José Reina Piñeiro que, el 18 de julio de 1936, era teniente del Regimiento Mérida nº 35 de El Ferrol y se hallaba accidentalmente en zona republicana, y los comandantes Juan Mora Pulido Y Felipe Gallardo Linares, antiguos teniente y alférez retirados; jefe de la compañía de Intendencia, el capitán del Cuerpo Asterio López López y, de la Compañía de Zapadores, el capitán de Ingenieros Valeriano Arriagu Lumbreras, ambos alféreces retirados. (Carlos Engel)