79ªBRIGADA MIXTA

Al militarizarse, en febrero de 1937, las fuerzas milicianas que cubrían el sector Granada-Jaén surgió la 79ª Brigada Mixta, encuadrada en la 20ª División del IX Cuerpo de Ejército. Mandaba la unidad el comandante de Infantería José Moreno Gómez que, el 18 de julio de 1936, era capitán en situación de disponible en la 3ª División Orgánica. Hasta principios de marzo de 1938, guarneció el frente de Granada y pasó entonces a la 21ª División del IX Cuerpo de Ejército con cuartel general en Jaén y después en Martos. La Brigada estaba formada por los batallones "Tomás López", "Periáñez" y "Juan Arcos".

El 13 de marzo, partió desde Martos con la División Andalucía hacia el frente de Aragón y fue destinada a la zona de Caspe-Chipriana y concretamente a Albocácer. El 4 de abril, tuvo que abandonar Morella, al quedar su flanco al descubierto por la desbandada de la CXXIX Brigada Internacional. A finales de mes, fue encuadrada en la 22ª División del XXI Cuerpo de Ejército en el área de Castellón, defendiendo su flanco izquierdo. El 12 de junio, l Brigada estuvo a punto de ser copada en la Sierra de Borriol y, al día siguiente, fue prácticamente deshecha en el sector de la costa. Una vez reorganizada, se integró en la Agrupación Marquina o División "C" con la que se atrincheró en la línea X-Y-Z, momento en que la batalla del Ebro paralizó las operaciones en Levante.

En agosto, la 79ª BM pasó a formar parte de la 70ª División del XXII Cuerpo de Ejército, que constituía la reserva del Ejército de Levante. El 18 de septiembre, intervino en una operación destinada a cortar la carretera de Teruel a Sagunto. Al día siguiente, ocupó La Fuente del Cañuelo y, un día más tarde, el Vértice Creventada. La contraofensiva de las fuerzas del general Bautista Sánchez restableció la situación y la Brigada tuvo que retirarse a sus posiciones iniciales. A principios de noviembre, se vio implicada en su última acción de guerra. Atacó y ocupó Nules, siguiendo la línea férrea de Tarragona a Valencia, pero la aparición de la 21ª División nacional permitió la contraofensiva, con lo que las ganancias de terreno fueron mínimas; en cambio las pérdidas elevadas. El fin de la batalla del Ebro y la ofensiva sobre Cataluña pusieron fin definitivamente a la actividad en Levante y la 79ª BM vio terminar aquí la guerra. Al hundirse el frente, en los últimos días de marzo de 1939, sus componentes pasaron a la cautividad.

Fueron comisarios de la Brigada Rafael Bonilla Pérez y Mariano Illera Allares y jefes de Estado Mayor el teniente de Infantería Hipólito Martínez Aparici y los capitanes de milicias Diego Guardia Arjona y Francisco Fernández Jiménez.

El 3º Batallón de la 79ª BM editaba el periódico "El Eco del Combate". (Carlos Engel)