86ªBRIGADA MIXTA

A finales de 1936, se creó la llamada "Brigada Móvil de Puertollano", mandada por el teniente coronel de Infantería Ernesto Martín del Castillo que, el 18 de julio de 1936, era comandante retirado. La Brigada estaba compuesta por dos batallones de Carabineros de Requena y Castellón, el Batallón "Pablo Iglesias nº 2", de Valencia y otro batallón de Carabineros que se les unió en Linares. En marzo de 1937, se transformó en la 86ª Brigada Mixta, para lo que cedió uno de los batallones de Carabineros que fue reemplazado por le 20º Batallón Internacional. El jefe de la nueva unidad fue el mayor de milicias italiano Aldo Morandi, relevado en el mando del 20º Batallón Internacional por el coronel mejicano Juan Bautista Gómez. El jefe de Estado Mayor fue el mayor alemán Fritz Schiller. La 86ª BM se integró en la 24ª División.

El 10 de marzo, tuvo una actuación poco honrosa en Sierra Mulva y, del 27 de marzo al 13 de abril, intervino en las operaciones sobre Pueblonuevo-Peñarroya, atacando Pozoblanco en el ala izquierda del dispositivo. El 22 de agosto, volvió a sufrir un grave quebranto en el Puerto de San Vicente y, del 18 al 20 de octubre, defendió la Sierra de la Noria. En diciembre, pasó a la 63ª División del VIII Cuerpo de Ejército y atacó La Granja de Torrehermosa, donde sufrió gran número de bajas, por lo que fue relevada y enviada a Villanueva de Córdoba para su reorganización. Se vio seriamente afectada por las deserciones.

En enero de 1938, como resultado de la reestructuración, el 20º Batallón Internacional se desdobló en tres (20º, 21º y 22º), cediendo la 86ª BM dos batallones de Carabineros a la 222ª. Como único batallón español quedó el "Pablo Iglesias". Así la 86ª BM se convirtió en Brigada Internacional con 2338 interbrigadistas, de ellos 57 jefes y oficiales y 29 suboficiales. Los mandos de los batallones quedaron en manos de los mayores internacionales Ernst Düdel, Paul Odpadlik, Cuni Bernhard y Adolf Rach, y la Compañía de Ametralladoras en las de Georg Pruzings. Volvió a la primera línea en la Sierra del Castaño y Peña del Águila, relevando a la 103ª BM. Actuó, a continuación, atacando Villafranca y cubriendo el frente en las posiciones de Guadalmellato y Miradero.

El 1º de octubre de 1938, fueron retirados los internacionales, sustituidos por batallones de reemplazo y asumiendo el mando el mayor de milicias Lino Carrasco Ortiz. Un mes más tarde, éste era reemplazado por el mayor de su misma escala Ramón Lleida Gómez.

En febrero de 1939, sus mandos eran:

Jefe de la Brigada: mayor Ramón Lleida Gómez;

Jefe de Estado Mayor: capitán de Infantería Vallejo;

Comisario: Gomá;

Jefe del 333 Batallón: mayor Constantino Fernández;

Jefe del 334º Batallón: mayor Redondo;

Jefe del 335º Batallón: mayor Víctor Sebastián;

Jefe del 336º Batallón: mayor Miredi.

El medio de comunicación de la Brigada era el periódico "Nuestra Voz". (Carlos Engel)