94ªBRIGADA MIXTA

La 94ª Brigada Mixta fue creada en marzo de 1937 en Cuenca, con reclutas de las quintas del 32 al 35 y una base anarquista. El mando de la unidad recayó en el comandante de Infantería José Ramos Chiva que, al comenzar la guerra, era teniente retirado y residía en Valencia, de donde salió con la Columna "Iberia" como uno de sus jefes. La organización de la Brigada se retrasó considerablemente, de forma que aunque fue enviada a la batalla de Brunete, se presentó sin armamento. No debió ser mucho mejor su grado de preparación un par de meses más tarde, pues poco después se procedió a su disolución repartiendo sus efectivos entre otras unidades.

En septiembre, se procedió a dar su numeración a otra brigada de nueva formación. Se trataba de la creada en Cartagena con fuerzas de Infantería de Marina y mandada por el comandante del Cuerpo Ginés Sánchez Balibrea que, el 18 de julio de 1936, se hallaba en situación de disponible en Cartagena. Fue encuadrada en la 34ª División y, posteriormente, en la 72ª, ambas del XVIII Cuerpo de Ejército del Ejército de Andalucía, estableciendo su puesto de mando en Jódar y permaneciendo ahí hasta ser reclamada para la batalla de Teruel, otra vez con la 34ª División.

En Teruel se distinguió en los duros combates sostenidos en La Muela de Teruel y en la conquista de la ciudad. Posteriormente, en la batalla del Alfambra, entró en primera línea en la cota1403 el 8 de febrero de 1938, para pasar, dos días más tarde, a integrarse en la Agrupación Perea, con la que participó en un contraataque frustrado que perseguía hacer retroceder a los nacionales más allá del río. De los combates en Teruel y en el Alfambra, la Brigada salió muy castigada y tuvo que ser retirada a retaguardia para su fusión con la 95ª BM y un breve período de descanso en Madrid.

En la ofensiva de Aragón fue enviada a reforzar las tropas que se hallaban al Norte del Ebro. EL día 18 de abril, se hallaban en Sort, todavía con la 34ª División, y, al día siguiente, pasó a la nueva División "Bellvís" en Castellciutat. El empuje nacional la iba arrinconando hacia los Pirineos. Una vez paralizada la ofensiva adversaria, la 94ª BM fue lanzada a eliminar las tres cabezas de puente establecidas por el enemigo a lo largo del río Segre. Su propio objetivo era la cabeza de puente de Serós, para lo cual intentó el asalto a las Peñas de Aolo en la Sierra de Pobo. Los combates tuvieron lugar a finales de abril, principios de mayo y en ellos la 94ª BM derrochó coraje a costa de quedar prácticamente deshecha. Por su actuación fue condecorada con la Medalla al Valor. Después, el 9 de junio, pasó el Segre por Vilanova de la Barca en un vano intento de establecer una cabeza de puente. En octubre, asumió el mando de la unidad el comandante de infantería de Marina Isidoro Fernández González, que había pertenecido como teniente al Grupo de Infantería de Marina de la Base Naval Principal de Cartagena.

El 31 de diciembre, la 94ª BM se hallaba cubriendo u sector de la cabeza de puente de Balaguer y, a la primera arremetida nacional, echó un borrón en su historial, huyendo en desbandada. Evidentemente, esta 94ª no era la de las Peñas de Aolo. El resto de la batalla de Cataluña no fue más que un continuo retroceso hasta alcanzar la frontera francesa.

Fueron jefes de Estado Mayor, el teniente de Infantería Amancio Gaona Crespo, que lo había sido del Regimiento Alcántara nº 14 de Barcelona, y el capitán de Infantería de Marina, Julio Pastoriza Díaz y comisario, Evaristo Torralba García, de la CNT. (Carlos Engel)