98ªBRIGADA MIXTA

La Brigada Mixta nº 98 se organizó el 1 de junio de 1937 en Villena (Alicante) tomando como base el Batallón 279 de la Brigada Mixta nº70, completado con reclutas del reemplazo de 1931. Designado como jefe era el comandante de infantería Mariano Elipe Rabadán, un antiguo alférez retirado en Castellón, no llegó a posesionarse del cargo y en su lugar lo hizo el mayor de milicias Álvaro Gil Moral, con el capitán de milicias Pelayo Cerdá como jefe de estado mayor, casi inmediatamente sustituido por el mayor Ángel Resa Bueno, y Mariano Albert Reigada, de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), como comisario. La Brigada fue asignada la 14ª División del XX Cuerpo de Ejército.

Desde el 21 de julio al 6 de agosto intervino en la batalla de Brunete, ocupando línea frete a dicho pueblo y sufriendo, sobre todo, bombardeos aéreos. Después de Brunete, la Brigada Mixta nº 98 fue trasladada al frente de Guadalajara, donde, en los últimos meses de 1937 y primeros de 1938 cambió numerosas veces de emplazamiento. El 7 de diciembre de 1937 hubo cambios en la cúpula de la Brigada: el mayor de milicias Mariano Román Urquiri fue nombrado jefe de la misma y el capitán de su misma escala Ángel Pérez Martínez, jefe de estado mayor. El 31 de marzo de 1938 la Brigada Mixta nº 98 operó en Esplegares (Guadalajara) con la misión de ocupar el Vértice Monte y Los Comunes para continuar hasta Vértice Monte y El Peñón. No se lograron los objetivos señalados pero se pudieron tomar algunas posiciones de la vanguardia enemiga y el pueblo de Mocasilla, a costa de sufrir sensibles bajas. Después de regresar a sus posiciones en Ruguilla (Guadalajara) se procedió, el 23 de abril, a un nuevo cambio en la jefatura de estado mayor, asumida por el teniente de Artillería Joaquín Osuna Carretero.

El 28 de abril de 1938 la brigada Mixta nº 98 recibió la orden de trasladarse al frente de Levante, haciéndolo a Castellón y de aquí a Oropesa. El 7 de mayo, la Brigada Mixta nº 98 lanzó un ataque a La Muela y El Morrón, ocupando esta última altura para volver a perderla a las pocas horas, sufriendo muchas bajas, entre ellas la muerte del jefe de Batallón 390, mayor Tomás Calzacorta San Miguel. Al día siguiente se trasladó a La Iglesuela del Cid (Teruel) que perdió, lo mismo que en los días siguientes, Mosqueruela y Nogueruelas (Teruel). El 16 de mayo fue relevada y pasó a reorganizarse, primero en Rubielos de Mora (Teruel) y luego en Valencia.

El 6 de junio de 1938 Román fue reemplazado por el mayor de milicias Bernabé López Calle y Osuna por el teniente de Infantería Indalecio Álvarez Santos, y la Brigada Mixta nº 98 partió otra vez para el frente de Guadalajara. Aquí se reinició el continuo peregrinar por los diferentes sectores y subsectores, llegando, en la segunda quincena de junio, a cambiar ocho veces de emplazamiento. El 1 de julio volvió Román a asumir el mando de la unidad para dejarlo definitivamente, dos semanas más tarde, en manos del mayor de milicias Florentino Fernández Campillo. Tampoco duró mucho más el jefe de estado mayor, ya que, el 7 de octubre, fue nombrado el capitán de milicias Luis Gravioto Balbós. El 14 de octubre dejó la 12ª División para incorporarse a la 14ª División, sin cambiar de frente, pero sí de sector, que pasó a ser el de Torija. El 20 de diciembre cesó en el mando Fernández Campillo, relevado por el mayor de milicias Antonio Pedraza Palomo. Durante la revuelta de Casado, la Brigada Mixta nº 98 se sumó a estas fuerzas.

El medio de comunicación de la Brigada Mixta nº 98 era el periódico “Guerra y Guerrilleros” (Carlos Engel)