XV BRIGADA INTERNACIONAL

El 31 de enero de 1937, se creó en Mahora la XV Brigada Internacional, compuesta por dos Agrupaciones, la 1ª, o anglosajona, con los batallones “Lincoln”, “British” y “Washington” y la 2ª o latinoeslava, con los “Spanish”, “Galindo”, “Six Février” y “Dimitrov”. El mando de la Brigada fue encomendado al húngaro Janos Galiez “Gal”, con el inglés George M. Nathan como jefe de Estado Mayor, y el yugoslavo Copic como comisario político. Este último asumió el mando de la Brigada al iniciarse la batalla del Jarama, el nuevo comisario fue el francés Barthel.

La XV BI recibió su bautismo de fuego en la batalla del Jarama. Llegó a ella, el 11 de febrero, y se situó en el flanco izquierdo del sistema defensivo republicano a caballo de la carretera de Morata a San Martín de la Vega. La embestida adversaria castigó, sobre todo, al “British”, que defendiendo las posiciones de una colina que llamaron “Suicide Hill”, sufrió un duro castigo con la desaparición de compañías enteras, como la segunda, Hecha prisionera por los Tiradores de Ifni. En menor medida, el “Six Février” tuvo que lamentar importantes bajas, mientras el “Dimitrov” aguantó bien. El día 14, en un contraataque fallido la XV salió prácticamente destrozada y aún así fue lanzada, al día siguiente, contra El Pingarrón con una nueva sangría. Contra estas mismas posiciones se iba a estrellar el “Lincoln” que hasta entonces había permanecido en reserva. Los intentos de conquistar la mítica cima defendida por el GFRI de Ceuta se sucedieron, los días 19, 23 y 27, todos fueron rechazados y en los había dejado la XV BI sus mejores hombres Ninguno de sus batallones contaba con más de 200 hombres. En el transcurso de la batalla Nathan fue reemplazado como jefe de Estado Mayor por el alemán Klaus Becker.

Se procedió a la reorganización de la unidad en Ambite y, el 5 de julio, fue lanzada contra el pueblo de Brunete y Villanueva de la Cañada, ocupando esta última localidad en cooperación con la XIII BI. El ataque continuó, a costa de grandes sacrificios humanos, hacia Boadilla del Monte, objetivo que no se pudo tomar. Los contraataques nacionales destruyeron al Washington en su defensa del Vértice Mosquito. Copic fue herido y ocupó su puesto el jefe de Estado Mayor, Becker, sustituido por Bebler. El 25 de julio, un contraataque de todas las BI destinado a frenar el avance adversario, se saldó con una huida en desbandada, sobre todo de la XV y la XIII. Aparecieron los actos de insubordinación, sobre todo entre los 80 supervivientes del “British” que se negaban a regresar al frente. Loa batalla del Jarama había costado a la XV BI 1.259 bajas. La Brigada retornó a la zona del Tajuña para reponer las enormes bajas sufridas y reorganizar los batallones. Fueron fusionados el “Lincoln” y el “Washington”, desaparecieron el “Dimitrov” y el “Six Février”, y se creó el “Mackenzie-Papineau” o “Mac-Paps”.

En la batalla de Belchite la XV BI protagonizó la conquista de Quinto y el asalto al Cerro Pulburell hasta que vio frenado su avance. Fue relevada de este sector y enviada a sitiar Belchite que ocupó tras un cerco que duró ocho días. El 11 de octubre, en un intento de ocupar Zaragoza, tras el fracaso de Belchite, el mando republicano lanzó un ataque en Fuentes de Ebro, en el que cooperó la XV, contando ahora con el “Mac-Paps”. El resultado fue negativo y el “British”, el “Lincoln” y el “Mac-Paps” salieron malparados La reorganización tuvo lugar en Mondéjar. El nuevo jefe de Estado Mayor fue el americano Robert H. Merriman y comisario, su compatriota Steve Nelson. Se prescindió del batallón español “Galindo” y, por lo tanto, la Brigada quedaba compuesta por el “British”, el “Lincoln”, el “Spanish” y el “Mac-Paps”.

En la batalla de Teruel, la XV Brigada Internacional cubría inicialmente un sector en el Alfambra, pero, el 14 de enero de 1938, fue urgentemente trasladada a La Muela para entrar en vanguardia. Aquí fue castigada por un intenso contraataque enemigo, el día 17 y en los días siguientes, vio como el “British” y sobre todo el “Mac-Paps” salía muy malparados. Una última intentona de salvar Teruel en el Alfambra fue protagonizada por la XV con resultados desastrosos. El 22 de febrero, la noticia de la recuperación de Teruel por los nacionales dio fin a la batalla.

El 9 de marzo, la Brigada se hallaba en vanguardia en el sector de Belchite con el puesto de mando en Letux. Precisamente en este punto inició el Ejército nacional su ofensiva en Aragón y la inició con rotundidad. El primero en quedar destrozado, en las cercanías del Santuario del Pueyo, fue el “Lincoln” y el “British” no pudo acudir a tiempo en su apoyo. Se inició la desbandada hacia Albalate del Arzobispo e Híjar y sólo el “Mac-Paps” resistió algún tiempo en Lécera, protegiendo la retirada. El repliegue hacia Caspe se hizo en condiciones dramáticas, siempre a punto de caer en manos del adversario. En Caspe se intentó un contraataque del que salió malparada la XV BI. El 30 de marzo, se logró recomponer la unidad en Corbera y colocarla en defensa de Calaceite. El “British” fue aniquilado, cayendo la mayoría de sus hombres en manos del CTV italiano. Dos días después, en Batea, fue destrozado el “Lincoln” y, con apenas 300 hombres, la XV BI se retiró hacia Cherta, para pasar a la orilla izquierda del Ebro en Tortosa.

En Marsá se precedió a cubrir las bajas con recuperados de los hospitales y con reclutas españoles y, el 25 de julio, cruzó el Ebro por Ascó, colaborando en la ocupación de esta localidad y dirigiéndose hacia La Fatarella que ocupó. Después se ordenó un cambio de dirección hacia Corbera para asaltar el Puig del Águila, que se conocería mejor como la Cota de la Muerte. En la tarde del día siguiente, el “British” apoyado por el “Mac-Paps” hizo un primer intento que le llevó hasta las avanzadillas nacionales, pero fue rechazado. El 28, lo intentó el “Lincoln” con el mismo resultado y, al día siguiente, el “Mac-Paps” y el “British” lo hicieron buscando otro camino a través del Barranco d’en Pou. En la Cota de la Muerte, “The Pimple”, se estrelló el Mac Paps repetidas veces hasta lograr conquistarla el 1º de agosto. Con todo no se había logrado avanzar más en el sector de Gandesa y la XV BI se había desangrado en estériles combates. El 6 de agosto, tuvo que ser retirada del frente. Dos semanas más tarde, volvió para defender Pándols, donde el “Lincoln” se cubrió de gloria por su obstinada resistencia en la cota 666. El 6 de septiembre, la XV BI tuvo que interrumpir un breve resuello en la retaguardia para acudir al sector de La Venta de Camposines, donde los nacionales iniciaban una potente ofensiva. La cota 343 cambió cuatro veces de manos y las pérdidas fueron nuevamente importantes. En los últimos combates en los barrancos al Sur de Gandesa, el “British” fue diezmado por la artillería y el “Lincoln” por la aviación.

La orden de retirada de los internacionales llegó el 22 de septiembre, pero aún, el día 23, combatiendo en torno a la cota 281, la XV Brigada Internacional vertió su última sangre.

La XV fue reorganizada de forma precaria poco antes de la caída de Barcelona, asumiendo el mando el mayor Jorge Agostino con “Carlos” como comisario. Embebida en la retirada general, se retiró por el Vallés y Cassá, hasta cruzar la frontera, el 7 de febrero de 1939, por Le Perthus.- (Carlos Engel)