PLACA LAUREADA DE MADRID

DOMICIANO LEAL SARGENTA-MANUEL ÁLVAREZ




Orden Circular nº 928 de 9 de enero de 1939, publicada en D.O. nº 13 de 13 de enero del mismo.

Circular.- Excmo. Sr.: En cumplimiento de cuanto determina el párrafo séptimo, artículo 18 del vigente Reglamento de la Placa Laureada de Madrid, se publica a continuación la orden general del Ejército del Ebro nº 38, fecha de 31 de Diciembre anterior, en el puesto de mando, referente a la información abierta, por si procede la concesión de la Placa Laureada de Madrid a los mayores de Infantería D. Domiciano Leal Sargenta y D. Manuel Álvarez Álvarez.

Ejército del Ebro.- Estado Mayor.

Primera Sección.- Orden general del Ejército, nº 38.- En mi puesto de mando, a las doce horas del día treinta y uno de diciembre de mil novecientos treinta y ocho.

I.- RECOMPENSAS.- Efectuada la información que dispone el artículo 17 del Reglamento de concesión de la Placa Laureada de Madrid, por el Juez instructor de la propuesta formulada a favor del mayor Comandante que fue de la 46 División D. Domiciano Leal Sargenta, se deducen las siguientes conclusiones:

“De las declaraciones prestadas, se deduce la actuación brillante de este jefe a lo largo de la Campaña, hasta el momento mismo de su muerte, especialmente durante la batalla del Ebro, al frente de la 46 División, cuyo mando le fue encomendado de forma accidental.

Su nombre va unido al de la División de su mando. Hazañas en Guadalajara, La Marañosa, Cerro Rojo, Brunete, Garabitas, Teruel, Lérida…, etc., dicen bien claro del espíritu heroico de estas fuerzas cuya genuina representación magnífica de la 46 División demostró con su actuación la competencia y eficacia de este Mando; en la preparación del paso del río, en la acción ofensiva que siguió a éste. Avanzando en el dispositivo enemigo hasta las cercanías de vértice Rey, más adelante la defensa tenaz y heroica de las posiciones que le fueron confiadas en la vertiente Sur de la Sierra de Pandols, sobre el río Canaletas, cuya defensa compartió dicha Unidad con la 11 División.Con ser muchos los hechos de armas gloriosos en que se ha destacado la División de su mando, ninguno como esta gloriosa resistencia estratégica para el sostenimiento de la Cabeza de Puente formada.

Los mejores contingentes de fuerzas enemigas apoyados por masas de tanques, artillería y aviación, empleados de forma persistente y reiterada, en avalancha sobre las posiciones guarnecidas por esta Unidad, fueron impotentes para romper su heroica resistencia, no avanzando el enemigo un solo paso, a pesar de la notoria desproporción de fuerzas y armamento. Su presencia constante donde las circunstancias le requerían, su valor admirable, ejemplar y su serenidad en todo momento, hicieron posible estos hechos gloriosos.

Su muerte, cuando reconocía las posiciones que habían de serle confiadas dice bien claro del concepto de la responsabilidad y del deber que poseía este pundonoroso militar de valor extraordinario.”

Lo que se publica para general conocimiento, según lo dispuesto en el artículo 18 del expresado Reglamento, abriéndose un nuevo plazo de diez días, a partir del de la publicación de esta orden, para que quienes conozcan algo en contrario o estén en conocimiento de algún hecho que modifique estas conclusiones aporten sus declaraciones antes de elevarlas a definitivas.

II.- Efectuada la información que dispone el artículo 17 del Reglamento de concesión de la Placa Laureada de Madrid, por el Juez Instructor de la propuesta formulada a favor del mayor Comandante que fue de la 42 División D. Manuel Álvarez Álvarez se deducen las siguientes conclusiones:

“De las adjuntas declaraciones voluntarias se deduce la actuación magnífica en todo momento de este prestigioso jefe, actuación que culminó durante la batalla del Ebro.

Hombre capaz y valiente, de gran moral e inteligencia, hizo posible con su dirección acertadísima la eficacia y precisión en las actuaciones magníficas de la División de su mando.

Cumpliendo órdenes superiores, atravesó el río Ebro, entre Fayón y Mequinenza, cubriendo con su Unidad a la perfección los objetivos que les fueron señalados. El día 6 de agosto recibe órdenes de replegarse a la margen izquierda, realizando en circunstancias excepcionales y con precisión matemática, sin pérdida de material y con escasísimo número de bajas, la orden recibida, no obstante dominar el enemigo las alturas de la orilla derecha y emplear éste artillería y aviación en grandes masas; y es su jefe, el mayor Álvarez uno de los últimos en pisar la orilla izquierda.

Durante las siete contraofensivas enemigas, destaca la actuación de la 42 División; su comportamiento es citado encomiásticamente varias veces en las órdenes generales del XV Cuerpo de Ejército.

Su P.C. siempre estuvo en el centro del sector probable de ataque enemigo. Sus visitas diarias a las zonas de mayor peligro. Su presencia constante en las primeras líneas, permaneciendo a veces jornadas enteras cuando la situación era difícil, hicieron posible hechos como los que se citan en las declaraciones que acompañan. El personalmente dirigió gran número de contraataques realizados por pequeñas Unidades a su mando. Y estos hechos fueron en él repetidos y constantes, y su actuación fue fundamental y decisiva en el comportamiento magnífico de su División.

Su valor fue norma y guía para los soldados a su mando. No tuvo nunca indecisiones; los momentos más difíciles los enfrentó siempre con serenidad y energía. El que fue siempre ejemplo para sus subordinados, ofrendó su vida a la Patria, dando ejemplo de cómo se muere por España cuando está en juego la independencia de la Patria.”

Lo que se publica para general conocimiento, según lo dispuesto en el artículo 18 del expresado Reglamento, abriéndose un nuevo plazo de diez días, a partir de la publicación de esta orden, para que quienes conozcan algo en contrario o estén en conocimiento de algún hecho que modifique estas conclusiones aporten sus declaraciones antes de elevarlas a definitivas.