123ªBRIGADA MIXTA

En mayo de 1937 se formó la 123ª Brigada Mixta con el 2ª Regimiento de la División "Carlos Marx", ahora 27ª, del XXI Cuerpo de Ejército, a la que fue adjudicada. Su jefe el comandante de Infantería Enrique Oubiña Fernández-Cid que había sido capitán del Batallón de Montaña Madrid nº 5 de la guarnición de la Seo de Urgel. El jefe de Estado Mayor era el capitán de Infantería Silverio Gallego Salvador que, el 18 de julio de 1936, era teniente del Regimiento Alcántara nº 14 de Barcelona, y el comisario Francesco Scotti. La 123ª Brigada Mixta tenía una alta proporción de extranjeros en sus filas, reclutados entre los participantes en la Olimpiada Popular de Barcelona. Participó en la ofensiva sobre Huesca en junio de 1937 y el 11 de agosto procedió a disolver el Consejo de Aragón en su sector.

Llamada para la batalla de Belchite, y al mando del mayor de milicias Ferrándiz, se integró en la Agrupación "A" e intentó ocupar Zuera, sin conseguirlo, el 28 de septiembre. Persistió infructuosamente en los intentos de llegar a Zaragoza del 9 al 11 de octubre, y pasó a primera línea en el sector Ontiñena-Candasnos-Fraga.

El 1º de enero de 1938 se desplazó a Teruel como reserva en el sector Alcorisa-Calanda-Alloza, y entró en combate en el sector de Singra, contribuyendo a la conquista de esta población y la de Cabezo Bajo, cortando la carretera de Villarquemado a Monreal del Campo. En la ocupación de la cota 1071 de los Cabezos sufrió 300 bajas. El 27 de enero, abandonó sus posiciones en el flanco izquierdo, frente a Torre de la Cárcel, para reducir la extensión del frente e intentó asaltar, sin éxito, la cota 1079 de Los Cabezos. El 5 de febrero acudió en reserva al sector de Montalbán, y recibió orden de sostener Cervera del Rincón, Torrecillas y alturas al Este y Sur de ellas, pero no llegó a hacerlo, porque la zona ya estaba ocupada por el adversario. Tres días más tarde, entró en primera línea en Mezquita de Jarque.

En la campaña de Aragón, se situó, el 9 de marzo, en el sector de Utrillas, teniendo que retroceder ante el ataque nacional y haciéndose fuerte en la cota 1105, pero por poco tiempo. El 24 de marzo se dirigió, con toda la 27ª División, a la línea del Cinca para integrarse en el Cuerpo de Ejército de Lérida, desplegándose entre Alamús y Artesa de Segre. EL 3 de abril, al perderse Lérida, huyó en desbandada, cruzando el Segre y estableciendo sus posiciones en el sector de Ibars de Urgel.

En la ofensiva contra la cabeza de puente de Balaguer, el 22 de mayo, se lanzó al ataque en L´Assentiu, llegando hasta las primeras casa del pueblo, pero siendo finalmente rechazada.

A las órdenes del mayor de milicias Celestino Uriarte Bedia, un veterano del Norte, y con Alejandro Bustillo como comisario, acudió a la batalla del Ebro. El 6 de agosto cruzó el río para relevar a las fuerzas de la 35ª División frente a Corbera, cubriendo el triángulo Villalba-Corbera-Vértice Gaeta. El 13 de agosto, lanzó un infructuoso ataque contra Gandesa y se replegó a La Venta de Camposines el 3 de septiembre. Su 491º Batallón defendía la cota 402 que cambió tres veces de manos. En los combates, la 123ª Brigada Mixta tuvo un 50% de bajas, murieron su comisario, Bustillo, y resultando herido Uriarte. Se replegó a las estribaciones de las Sierras de Lavall de la Torre y Caballs, pero, en la madrugada del 14 de septiembre, pasó el río con sus maltrechos restos para reorganizarse. Su desgaste era tan grande que no fue posible recuperar la 123ª Brigada Mixta para la batalla de Cataluña. (Carlos Engel)