127ªBRIGADA MIXTA

El 28 de abril de 1937, tuvo lugar en el frente de Huesca, la conversión del Regimiento "Rojo y Negro", de la División ácrata "Ascaso", en la 127ª Brigada Mixta. La unidad permaneció en el seno de la que había sido su División, ahora denominada 28ª. Fueron nombrados jefe de la Brigada el mayor de milicias Máximo Franco Cavero; Jefe de Estado Mayor, el teniente de Infantería Ramón de la Torre Martín que, el 18 de julio de 1936, lo era del Batallón de Montaña Ciudad Rodrigo nº 4 de Barbastro, y comisario Manuel Lozano Guillén, de la CNT.

En su frente, tomó parte en la ofensiva de Junio sobre la capital oscense y también en la batalla de Belchite, en la que, partiendo de San Mateo de Gállego, Leciñena y Perdiguero, atacó infructuosamente Zuera el 28 de septiembre. Mientras las otras dos Brigadas de la 28ª División, 125ª y 126ª, se dirigieron al frente de Teruel, la 127ª Brigada Mixta permaneció en el Alto Aragón como reserva del Ejército del Este.

El 7 de marzo de 1938, fue alertada de la inminente ofensiva nacional y, tres días más tarde, se encaminó hacia el frente para desbandarse en la zona de Alagón-Oliete, el día 11. El 13 perdió Andorra, Ariño y Alloza, y se fue replegando hasta hallarse, el 23 de abril, entre Teruel y Escorihuela. Sufrió fuertes reveses con muchas bajas en Sarrión y Albentosa y fue llevada a Calles para reponerse.

El 15 de agosto, llegó a Guadalmez en el frente de Extremadura, al mando del mayor de milicias Esteban Serra Colobrans, con Enrique Genovés Guillén como Jefe de Estado Mayor. Aquí se reunió con su División. En la contraofensiva de la batalla del cierre de la bolsa de Mérida, actuó brillantemente, cruzando el Zújar, ocupando el Vértice Marroquín y continuando hasta las inmediaciones de Castuera, donde permaneció hasta que las muchas bajas sufridas obligaron a su relevo. Reorganizada en Santa Eufemia, intervino también en la batalla de Peñarroya, rompiendo el frente y alcanzando las sierras Patuda y Trapera, donde quedó en vanguardia hasta el repliegue general.

En febrero de 1939, sus mandos eran: Jefe de la Brigada:

Mayor Esteban Serra Colobrans;

Jefe de Estado Mayor: mayor Enrique Genovés Guillén;

Jefe del 505º Batallón: mayor Artal;

Jefe del 506º Batallón: mayor Germán riera Condal;

Jefe del 507º Batallón: mayor Oliver;

Jefe del 508º Batallón: mayor Juan Vila.

El 5 de marzo partió hacia el frente de Madrid, donde la 127ª Brigada Mixta vio llegar el final de la guerra. (Carlos Engel)