179ªBRIGADA MIXTA

La 179ª Brigada Mixta se organizó el 19 de abril de 1938 en el frente de Lérida, con los batallones 26º, 40º y 41º del Cuerpo de Carabineros, a los que posteriormente se les agregó el 51º. Tomó el número de la Brigada santanderina de choque que desapareció en el frente montañés y se denominó, inicialmente, Brigada "P". Estaba encuadrada en la División de Bellvís, también llamada "C" o Mixta y que, finalmente, fue la 56ª. Su primer jefe fue el teniente coronel de Carabineros José Vilá Cuenca que no era profesional, sino que procedía de las milicias catalanas. Su jefe de Estado Mayor era el capitán de Carabineros Enrique Beser Jordán. El mando de Vilá fue breve, pues, el 14 de julio, fue relevado por el mayor de milicias Evaristo Expósito Urruchúa, un vasco que había hecho toda la campaña del Norte, y con él que llegó también un nuevo jefe de Estado Mayor, Ángel Martínez Ezquerro, un antiguo teniente del Cuerpo en la provincia de Tarragona, de la 1ª Comandancia. Los mandos de los batallones recaían en los capitanes de Carabineros Pedro Ortiz Picazo el 26º, José Díaz Gil el 40º, Francisco Gutiérrez Castro el 41º y Víctor del Pino Gil el 51º, todos antiguos suboficiales. La Brigada vivió los estertores de la ofensiva de Aragón y quedó, luego, en la zona del Bajo Segre.

El 9 de agosto pasó el Segre por Villanueva de la Barca, en el segundo intento del Ejército republicano de establecer una cabeza de puente en este lugar, y el resultado fue aún peor que la primera tentativa. A pesar de recibir la ayuda de 17 tanques, la 179ª Brigada Mixta, la 3ª y la 145ª no pudieron profundizar en su ataque y quedaron cercadas en un espacio mínimo. Los nacionales volvieron a abrir las compuertas del pantano de Camarasa y la retirada, al día siguiente, se tuvo que realizar en condiciones penosísimas, quedando varios tanques sepultados en el lecho del río y sufriendo la 179ª Brigada Mixta importantes bajas. Después de esta operación causó baja el jefe de Estado Mayor, capitán Martínez Ezquerro, al pasar al mismo cargo en la 56ª División, y fue sustituido por el capitán de Carabineros Antonio Ferrer Fernández.

La 179ª Brigada Mixta pasó luego, a la cabeza de puente de Serós, donde participó en todos los combates que en ella tuvieron lugar. Aquí se hallaba al lanzar los nacionales su ofensiva sobre Cataluña el 23 de diciembre de 1938, y no pudo resistir el empuje adversario, replegándose hacia Mayals y Llardecans. De resultas de su comportamiento en este combate, fue depuesto su jefe, el mayor Expósito, y sustituido por el teniente coronel de Carabineros Alfonso Martínez Alarcón, un antiguo teniente de Infantería retirado. Desde Sierra Grossa, donde la 179ª Brigada Mixta volvió a sufrir un serio revés, la retirada hacia la frontera francesa se hizo sin combatir. (Carlos Engel)