18ª BRIGADA MIXTA

La 18ª Brigada Mixta se formó, en noviembre de 1936, en Albacete. Su primer jefe fue Juan Modesto Guilloto, teniendo como comisario a Alfonso Grande Santobeña, del PSOE y, como jefe de Estado Mayor, al sargento Ángel Gurrea, recién ascendido a teniente en campaña. Los jefes de batallón eran los mayores de milicias Francisco Carro, Américo Brizuela, Vicente López Tabar y Manuel Plaza.

La Brigada recibió su bautismo de fuego en la batalla del Jarama al mando del teniente coronel de Infantería Gerardo Sánchez-Monje Cruz que, el 18 de julio de 1936 era comandante mayor del Regimiento Sevilla nº 34 de Cartagena. Defendió, con grandes bajas, la orilla del Jarama a la altura del Puente de Titulcia, los días 6 al 8 de febrero de 1937. Este último día, fue abandonada por su jefe, que tuvo que ser sustituido por el jefe del 1º Batallón, Francisco Carro Rozas y tuvo que repasar el río, perdiendo Ciempozuelos, a pesar de ofrecer una denodada resistencia. En medio de la batalla fue encuadrada en la División "C" que mandaba Enrique Líster.

Con la División "C" participó, los días 19 y 25 de febrero, en infructuosos ataques al Vértice Pingarrón. Al terminar la batalla del Jarama pasó a formar parte de la 9ª División y se hizo cargo del mando el teniente coronel de Infantería Fernando Salavera Camps que, al iniciarse la guerra, era comandante en el Regimiento Alcántara nº 14 de guarnición en Barcelona. Durante la batalla fue el jefe de Estado Mayor el comandante de Infantería Alfredo Gascó Más que, al comenzar la contienda, era capitán del Regimiento Sevilla nº 34 y fue relevado, terminados los combates, por el teniente coronel de Infantería José Gallego Aragüés, procedente de Gijón, donde se hallaba en situación de disponible. Pronto regresó, sin embargo, al frente Norte. En diciembre de 1937, la Brigada fue asignada a la 15ª División del III Cuerpo de Ejército, para volver a la 9ª División, en junio de 1938, y, finalmente, a la 65ª División de la reserva general del GERC. Durante este tiempo, estuvo guarneciendo el frente de Madrid, sobre todo en el sector de Morata de Tajuña, sin participar en las grandes batallas de la guerra, ni en combates de relevancia. Al producirse la rebelión de Casado, en marzo de 1939, abandonó sus posiciones para dirigirse a Madrid y después pasó a formar parte de la reserva del II Cuerpo de Ejército.

En el mando de la 18ª BM se sucedieron los mayores de milicias Juan Bujeda García (junio de 1937), Tomás Lozano (noviembre de 1937), Ricardo Martínez Fabregat (enero de 1938) y Alejandro Lorenzo Iglesias (enero de 1939). Como jefes de Estado Mayor actuaron, además de los citados anteriormente, el comandante de Infantería Luis de Sandoval Jiménez que, al estallar el conflicto, se hallaba en situación de retirado en Madrid, el capitán de Infantería José Aymerich Aymerich y el teniente de milicias Ramón Oñate Boils. La 18ª BM se disolvió al rendirse el frente de Madrid, el 28 de marzo de 1939.

El portavoz de la 18ª BM era "Ofensiva". (Carlos Engel)