220ªBRIGADA MIXTA

La 220ª Brigada Mixta se creó el 24 de agosto de 1937 en Ciudad Real, con quintos de los reemplazos de 1930, 1937 y 1938. Como jefe de la Brigada fue designado el mayor de milicias Ramón González Pardo, y como comisario político, Eulalio Amador Carrasco, del PSOE. La Brigada fue adjudicada a la 68ª División del XX Cuerpo de Ejército y no estuvo completa hasta noviembre.

Su historial en la batalla de Teruel es idéntico al de la 218ª Brigada Mixta: con su División tomó parte en ella desde el inicio. El 14 de diciembre lanzó su ataque contra el Puerto de Villastar, logrando conquistarlo dos días más tarde, formando una bolsa, cuya limpieza le fue asignada. El 19, ocupó Castralbo y El Castelar y, el 21, se lanzó en primer escalón al asalto de Teruel, ocupando el flanco izquierdo. Fue una de las primeras unidades en entrar en la ciudad, pero resultó tan quebrantada que tuvo que ser retirada a Cueva de Valverde y Sarrión para reponer efectivos.

El 30 de diciembre relevó a las fuerzas de la 11ª División en Concud que perdió al día siguiente, retirándose a Teruel. Fue enviada a Extremadura para una reorganización en profundidad, pero, el 17 de febrero, volvía a estar en el frente de Teruel. El 18 de marzo se desligó de la 68ª División para reforzar la 22ª del IX Cuerpo de Ejército al Sur del Ebro, pasando a cubrir el sector de Dos Torres. El 3 de abril recibió de lleno el impacto ofensivo de las fuerzas del general Aranda y se vio obligada a retroceder al área Ejulve-Villarluengo. El 12 de mayo proseguía su lenta retirada por La Iglesuela del Cid para refugiarse, finalmente, en la línea X-Y-Z.

En agosto se desplazó con efectivos bastante reducidos a Extremadura, al mando del teniente coronel de la Guardia Civil Rogelio López Belda que, al comenzar la guerra era teniente en el 4º Tercio en Madrid. En la batalla del cierre de la bolsa de Mérida, atacó por el Zújar en dirección Puebla de Alcocer-Castuera, siguiendo la carretera y, pasada la contraofensiva, quedó cubriendo posiciones frente a Campanario. Después de un período de frente, se retiró a descansar a Minas de Plomo y actuó también sobre la Sierra de los Tiros y Almorchón a mediados de octubre. Fue retirada a Puebla de Alcocer y, después de un breve descanso, pasó a Hinojosa del Duque. En la batalla de Peñarroya, intervino rompiendo el frente por Valsequillo como reserva de la 107ª Brigada Mixta. También combatió en la Sierra de los Trozos y Mesegara, pasando luego a descansar entre El Viso e Hinojosa del Duque.

En febrero de 1939, los mandos de la 220ª Brigada Mixta eran:

Jefe de la Brigada: teniente coronel Rogelio López Belda;

Jefe de Estado Mayor: capitán Ramírez;

Comisario: Soler; Jefe del 477º Batallón: Mayor Yáñez;

Jefe del 478º Batallón: Mayor Enrique Benítez;

Jefe del 479ª Batallón: mayor Emilio Sabalies; y

Jefe del 480º Batallón: mayor Aurelio López.- (Carlos Engel)