31ªBRIGADA MIXTA

La 31ª Brigada Mixta se organizó, el 2 de enero de 1937, en Villalba a base de la 6ª ,7ª, 13ª y 16ª compañías de las Juventudes Campesinas del 5º Regimiento, que fue, luego, el 122º Batallón, y completada con el 2º Batallón del Frente de la Juventud de Valencia (121º Batallón); las 11ª, 15ª y 17ª compañías de la Juventud Campesina (123º Batallón); y las compañías de Artes Gráficas, de Artes Blancas y 14ª compañía de la Juventud campesina (124ª Batallón). Fue designado jefe de la unidad el comandante de Infantería Francisco Chaco Villaroig que, el 18 de julio de 1936, se hallaba en situación de disponible en la 3ª División Orgánica y que había sido jefe de Estado Mayor de la Brigada Líster. El comisario era Enrique Zafra. La unidad se integró en la 2ª División del I Cuerpo de Ejército.

El 5 de enero, en pleno proceso de instrucción, fue requerida su presencia en Las Rozas, ocupada por los nacionales, para frenar su avance. Aunque la Brigada apoyada por tanques logró llegar hasta las alambradas adversarias, no reconquistó al población, sufriendo bastantes bajas, sobre todo debido a los disparos de la artillería y tanques propios. Permaneció luego en la posición de la "Casa Amarilla". Después de este combate y terminada la instrucción, la 31ª BM, pasó a cubrir un sector de la Sierra de Guadarrama. Tras la batalla del Jarama, formó parte, durante algunas semanas, de la 10ª División, para volver, el 3 de abril, a la 2ª.

A finales de mayo, la Brigada fue relevada en su sector para participar en la ofensiva de La granja. La operación se inició, el 30 de mayo, y a la unidad se le encomendó la ocupación de El Nevero y La Granja. A pesar del fuerte apoyo de la aviación, la Brigada no consiguió alcanzar sus objetivos, y, al día siguiente, lo intentó nuevamente en dirección a Balsaín, el Cerro del Puerco y La Granja, estrellándose ante la cerrada defensa enemiga. El 4 de junio, se replegó a sus bases de partida. El fracaso de la operación llevó consigo la destitución del comandante Germán Paredes García. La 31ª BM se reintegró a sus posiciones en el Guadarrama.

Ante la ofensiva nacional en Aragón, se formó con urgencia una nutrida 3ª División al mando del mayor de milicias Manuel Tagüeña Lacorte, a la que se incorporó la 31ª BM, con el mayor de milicias Dositeo Sánchez Fernández como jefe y Carlos García Fermín como comisario. El 18 de marzo, llegó al frente y, al día siguiente relevó a la 209ª BM en Torrevelilla, donde logró parar el avance del CTV italiano, pero la situación era transitoria y la 31ª se vio envuelta en la retirada general, aunque hay que decir que la progresión adversaria en su sector fue más lenta que en los demás. El repliegue se hizo hacia Gandesa y, el 31 de marzo, tenía dos batallones en Pinell, mientras otro había acudido a defender el puente de Mora de Ebro.

El 3 de abril, llegó a la zona comprendida entre los ríos Matarrañas y Algas y, el 13, se concentró en Roquetas, para ser relevada finalmente por la 45ª División.

El 25 de julio de 1938, la Brigada cruzó el Ebro al Sur de Ribarroja que ocupó y prosiguió su avance por la Sierra de la Fatarella. Seguía de jefe el mayor Dositeo Sánchez, pero, esta vez, con Mariano García Gala como comisario. En los dos días siguientes, intentó ocupar infructuosamente la Pobla de Masaluca.

El 17 de agosto, abandonó la primera línea, pero, dos días más tarde, volvió a entrar en combate relevando a la 82ª BM en la posición de Targa frente a Villalba de los Arcos. Su batallón 121º pudo rechazar un ataque inicial del Tercio de Montserrat que quedó prácticamente aniquilado, pero no resistir el del día siguiente, replegándose al Vértice Gaeta. Tras ocho días de lucha, la 31ª BM fue retirada para formar la reserva del sector. En los estertores de la batalla del Ebro, la Brigada abandonó, el 12 de noviembre, sus posiciones frente a Villalba y se retiró a Ascó.

El 14, aún sufrió un fuerte ataque en la carretera de La Fatarella a Ascó y, al día siguiente, repasó el Ebro al Sur de Flix. Durante la batalla, sufrió elevadísimas pérdidas, de forma que, el 7 de septiembre, después de perder la posición de "Bosque Quemado", sólo contaba con once supervivientes. Aunque se repusieron las bajas, llegó a la otra orilla muy maltrecha.

En la ofensiva de Cataluña se fue replegando desde La Pobla de la Granadella hacia Montblanch y Tarragona y, el 17 de enero de 1939, se hallaba en las inmediaciones de El Vendrell. El 22, estaba defendiendo los accesos de Barcelona y, luego, la 31ª BM se sumó a la desbandada general hacia la frontera francesa.

En el mando del 121º Batallón se sucedieron el comandante de Infantería Vicente Manchacoses Ballester, el capitán José Fayós Quilis y el mayor Ángel Alonso Blanco;

En el 122º, el mayor Germán Paredes, el mayor Dositeo Sánchez y el capitán Felipe Porta Velasco;

En el 123º, el mayor Antonio Nigra-Moccono Suárez, el capitán Juan Vich Riera, el mayor Juan Vergés y el mayor Tobías Simón Cristóbal,

Y en el 124º, el mayor Gabriel Carvajal Alcaide, el mayor Dositeo Sánchez y otros cuyos nombres se ignoran.

La 31ª BM destacó en su labor propagandística, pues publicó dos periódicos: "Nueva Aurora" y "Presente", y uno cada uno de sus batallones: "Trincheras", "Unidad", "Vencer" y "Vida Nueva".(Carlos Engel)