33ªBRIGADA MIXTA

La 33ª Brigada Mixta se creó, el 6 de enero de 1937, en El Escorial con los batallones "1º de Mayo", "Capitán Condés", "Fermín Galán", "Mariana pineda", "La Montaña" y Provisionales núm. 1, 2 y 4. La calificación de "batallón" para estas unidades milicianas era harto optimista, pues de estos ocho sólo salieron efectivos para tres. La unidad cubría el sector desde el Cerro de Santa Ana en Valdemorillo hasta La Hinojera en Zarzalejo, formando parte de la 3ª División del IV Cuerpo de Ejército. El mando recayó en el mayor de milicias Gaspar Ginés, hasta el mes de abril, en que fue sustituido por el mayor de su misma escala Esteban Cabezos Morente. El comisario era Ángel Gimeno Gómez, del PSOE; el jefe de Estado Mayor, el oficial de milicias Gomarra, y los jefes de batallón: del 129º, el mayor de milicias Enrique Escudero Serrano; del 131º, el comandante de Infantería Rafael Alabau Sifré, que, el 18 de julio de 1936, era comandante en las Prisiones Militares de Valencia; y el 132º, el mayor de milicias Tomás Cabañero.

Hasta marzo de 1938, la Brigada no participó como unidad completa en ninguna acción ofensiva, aunque dos de sus batallones, el 129º y el 131º, apoyaron a la XI Brigada Internacional en la batalla del Jarama y el 129º fue enviado a luchar en la batalla de Guadalajara.

El 15 de marzo de 1938, la 33ª BM fue enviada a Monroyo en el frente de Levante, al mando del mayor Enrique Escudero, antiguo jefe del 129º Batallón. El 26 de marzo, la Brigada defendió bien la Loma Atalaya y el Vértice Rey; el 17, perdió la Brigada Freginals y, seis días más tarde, se concentró en Bitem. A Escudero le sucedió el mayor de milicias Fidel Ruiz Sánchez.

El 25 de julio, la 33ª BM cruzó el Ebro por el azud de Flix y ocupó el pueblo, el castillo y la fábrica de "Electroquímica", dirigiéndose por la Fatarella hacia La Pobla de Masaluca y Villalba de los Arcos. Al anochecer del día siguiente, se hallaba frente a las dos poblaciones y ocupó el cementerio de la última que volvió a perder y recuperar. Los intentos de ocupar Villalba fracasaron, ocasionando a la Brigada elevadas pérdidas que obligaron a su relevo. Una vez reorganizada, volvió a vanguardia para situarse en el Vértice Gaeta, que perdió el día 22 de agosto, aunque logró recuperar algunas posiciones en las que se mantuvo hasta el 12 de noviembre, en que se replegó a Ascó y repasó el Ebro, el día 15.

Después de la batalla del Ebro, relevó a fuerzas de la 43ª División en la orilla izquierda del río, para concentrarse, luego, en la zona Juncosa-Ulldemolins-Pobla de Ciérvoles. Al iniciarse la ofensiva nacional, se vio aislada de su Cuerpo de Ejército, el V, pero logró contener, de momento, el avance adversario, defendiendo LA Granadella, hasta el 29 de diciembre.

EL 12 de enero de 1939, fue sacada de la línea para reorganizarse en Alcover. Poco tiempo pudo durar la reposición de bajas, porque dos días más tarde, entraban las tropas de la 5ª División de Navarra en la población, lo que obligó a la 33ª BM a situarse en la línea del Gayá, el mismo día de la ocupación de Tarragona, el 15. Cualquier intento de resistencia fue inútil a partir de este momento, la retirada por el Panadés mejor sería tildarla de desbandada.

El 24, se hallaba en reserva en Esplugas y, al día siguiente, en posiciones defensivas en Barcelona, que tuvo que abandonar para intentar frenar la progresión enemiga en Badalona que perdió, el 27. El 2 de febrero, se hallaba al Sur de la carretera de Vidreras a Lloret y, el día 4, se disolvió la 33ª BM, momentos antes de cruzar la frontera.

La 33ª BM tenía como medio de difusión de la propaganda el periódico "Ejército Invisible", y, sus batallones 2º y 4º, "Condés" y "Primero de Mayo". (Carlos Engel)