60ªBRIGADA MIXTA

La 60ª Brigada Mixta se formó en enero de 1937, en el frente de Teruel, con fuerzas anarquistas de la columna Rosal. Su primer jefe fue el mayor de milicias Dionisio Fernández López. En junio, fue encuadrada en la 52ª División que mandaba el mayor de milicias Marcelo Hernández Sáez.

Su primera acción bélica de importancia después de una fase de guerra de posiciones en el sector de Bezas-Royuela, fue el intento de ocupación de Albarracín, el 5 de julio de 1937. El día 7, logró poner pie en la ciudad, pero no vencer a la resistencia de los defensores de la Catedral. La llegada de refuerzos nacionales levantó el cerco el día 14, y la 60ª BM, muy quebrantada, fue relevada sin que interviniera en los combates posteriores de explotación de éxito por las fuerzas nacionales en el área del Alto Tajo, y que se verían paralizados por la ofensiva contra Belchite. En diciembre de 1937, la unidad pasó a la reserva del ejército.

En la ofensiva nacional sobre Aragón, la Brigada tuvo sus acciones bélicas más importantes en el sector de Lérida. Así, el 31 de marzo, cubrió el frente desde el Camí de Malgovern hasta Les Collades, posición que perdió al día siguiente, sufriendo muchas bajas. A continuación, pasó a defender el flanco derecho de Lérida y, más tarde, se desplazó a la cabeza de puente de Balaguer. Durante estas operaciones estuvo encuadrada en la 46ª División.

El 27 de mayo, abandonó la cabeza de puente y la 46ª División, para integrarse en la 3ª y prepararse para la batalla del Ebro. El 25 de julio, pasó el río en segundo escalón a 3 km al Sudeste de Flix y colaboró en la ocupación de esta localidad. A continuación, avanzó por la Sierra de la Fatarella y estableció sus posiciones frente a Villalba de los Arcos, donde las fuerzas republicanas vieron frenada su ofensiva. El 22 de agosto, fue enviada a taponar la brecha abierta al Sur del Vértice Gaeta, sufriendo un duro quebranto. Una semana más tarde, tuvo que ser relevada por fuerzas de la 45ª División en el valle de Corbera y, el 20 de octubre, retirada definitivamente de la cabeza de puente para proceder a su reorganización. Durante estas operaciones de la batalla del Ebro estuvo mandada por el mayor de milicias José García Acebedo. Después de la batalla, quedó concentrada en la zona de Juncosa-Ulldemolins-Pobla de Ciérvoles.

Al iniciarse la ofensiva contra Cataluña, quedó aislada, con su División, del resto del V Cuerpo de Ejército, defendiendo La Granadella, donde nuevamente sufrió grandes pérdidas. El 12 de enero de 1939, se retiró a Alcover para descansar y, tres días más tarde, intentó mantener sus líneas a orillas del río Gayá. De aquí se retiró en desbandada por el Panadés hasta reorganizarse, el 24 de enero, en Esplugas de Llobregat para intentar la defensa de Barcelona.

El 26, se retiró de la Ciudad Condal y, al día siguiente, de Badalona. Siguió replegándose por la costa, hasta establecerse, el 2 de febrero, en la carretera de Vidreras a Lloret. Finalmente, el 4 de febrero, se disolvió la 60ª BM, cruzando sus últimos restos la frontera francesa.

Durante la campaña, tuvo por comisarios políticos, entre otros, a Sófocles Parra Salmerón, Lucunza (en el Ebro) y Basilio Heredia Melendo (en la retirada por Cataluña). (Carlos Engel)